miércoles, agosto 21, 2013

Tapas



Cervecería Martín Blanco. Avda. San Francisco Javier, nº 15 (Sevilla)

Hacía tiempo que no recomendaba un bar de tapas, ¿eh? Si andáis por la zona de Nervión, este sitio es un puntazo. Además de ser especialista en setas y tener unos ibéricos exquisitos (el dueño es extremeño y sabe tela), las tapas están hechas con mucho amor. Por ejemplo, en el mini serranito que veis en la primera foto, las patatas son caseras (cortadas con mandolina y muy bien fritas), y los chipirones plancha están de auténtico vicio. Tengo que volver en verano, que también tienen guisos de fabes, risottos y demás, pero con esta calor como que no apetece cuchareo. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, Lu! Suelo leerte a menudo, pero no te he dejado nunca un comentario y curiosamente este primero va a ser de comida. No conozco el local que recomiendas, a pesar de que vivo cerca, así que probaré en cuanto pueda esas tapas que tan buena pinta tienen. Valoro mucho tu criterio culinario porque gracias a ti descubrí el Simún Vintage. Y ahora, si me disculpas, voy a almorzar. Hasta pronto!
Alejandro

Chals dijo...

Tomo nota si un día bajo por allá!!! Gracias

LoRbAdA dijo...

Pues un garito de mi barrio del que no tengo ni idea pero no tengas duda de que cuando mis amigos propongan ir a comer a algún sitio y algunos digan de ir a u italia o (muy originales, lo de siempre) yo me plantaré y les obligaré a probar este sitio.

Por cierto... ¿próxima quedada en Madrid? ¡¡Quiero concierteo ya en compañía vestra!!

Un besazo my friend.

lu dijo...

¡Hola, Alejandro! Si yo visitara este blog tampoco comentaría nada, así que siéntete como en casa, que eres bienvenido. No, no, no, si confiaras realmente en mi criterio, probarías mis recetas y no los bares de tapas, jajaja. Espero que te guste este sitio, ya nos contarás (si te apetece, claro).

Chals, cuando vengas te llevaré de tapas, pero dudo mucho que pisemos la zona de Nervión. Tú dejate llevar e invitar, que yo mando.

Juanjo, aquí se come bastante bien, aunque estéticamente parece la típica cervecería de gambitas y mejillones. Todo muy rico. Si te enteras de algún concierto sabrosón por Madrid, avisa, que vamos de cabeza.

Besos!