viernes, noviembre 18, 2011

El vídeo del viernes



Neil Young. The needle and the damage done

¿Sabéis lo que es llorar como una magdalena en un concierto? Jo.

Quiero dedicarle este vídeo a Martín Barriuso, amigo que en estos momentos (mientras escribo) se encuentra detenido en una comisaría de Bilbao junto con otros dos compañeros de la asociación Pannagh, injustamente acusados de tráfico de drogas hasta que me demuestren lo contrario. El mundo está loco. Cuando se habla de drogas no se razona bien, demasiada moralina y muy poco sentido común. Pensamos que con más policías y más cartelitos de "DI NO" arreglamos el problema, y está visto que ni de coña, pero ¡sigamos empecinados en fracasar! "The prohibition and the damage done", permíteme la licencia, tito Neil. No nos acordamos de las consecuencias nefastas de la Ley Seca, por poner un ejemplo, nos cuesta aprender, corregir los errores. No nos equivoquemos más: quienes trafican con drogas son otras personas, las que se benefician directa e indirectamente de que las drogas se vendan en el mercado negro. Hoy, jueves, Martín no ha podido estar en Londres; había sido invitado a comparecer ante el Parlamento británico para explicar la propuesta de los clubes de consumidores de cánnabis, el muy delincuente. El mes pasado también participó en unas Jornadas del Defensor del Pueblo Vasco, me podría llevar horas enumerando los foros en los que ha participado, Congreso de los Diputados, UE,... ¿A qué viene acusar de tráfico de drogas a personas que de forma responsable y comprometida con la sociedad luchan por regular un mercado controlado ahora por las mafias? Las personas como Martín son las que de verdad están preocupadas por la salud pública, las que se estrujan los sesos buscando soluciones constructivas. Basta ya de persecución. No se les puede invitar a foros de debate y al día siguiente detenerles por la misma actividad que han explicado cien millones de veces, con fundamento jurídico, yendo de cara. Ya está bien. ¿Van a detener ahora a Kofi Annan por defender en junio ante la ONU la regulación del cánnabis? Eso sí que es grande, The Global Commission on Drug Policy: ex-jefes de gobierno (Fernando Henrique Cardoso, Ernesto Cedillo), ex-secretario general de la ONU (Annan), ex-responsable de política exterior de la UE (Javier Solana)... Todos ex. Ah, y también Vargas Llosa. Si algún día llega a gobernar en Perú espero que siga manteniendo el discurso anti-prohibicionista. Felipe González también cambiaría (ahora) la política de drogas, según declaró en México. Qué fácil es opinar cuando no se tienen responsabilidades políticas. Lo difícil es mojarse como lo hacen Martín y el resto de compañeros/as. Desde aquí todo mi apoyo en su lucha.

 Y bien adulterado, añadiría.

 Sólo en 2010 se registraron en México 24.374 muertes relacionadas con el tráfico de drogas. Sí, has leído bien, veinticuatro mil trescientas setenta y cuatro muertes. Y por tráfico, no por consumirlas.

 El narcotráfico, los paraísos fiscales, algunos gobiernos corruptos... Un puto desastre mundial.

 Seguro que se le ocurre una campaña chulísimamente inútil.

 Ups. ¿He pensado eso en voz alta? No, no, ¡lucharemos con todos nuestros medios! ¡Más policía!

18 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

A mí me parece tan demagógica, simplista e hipócrita tanto una postura como la otra. Que hagas algo no quiere decir que esté bien hacerlo, y que una clase política sea malvada no quiere decir que tú tengas razón.

Johnny dijo...

Mira, querida, a mí cada vez me asombra menos los derroteros por los que camina esta sociedad. Realmente es flipante como impera la intolerancia y nos zambullimos en una sistema en el que solo parece que tenga cabida un determinado sentido de la moralidad.

Para los que pertenecemos a otra generación y hemos vivido tiempos de libertad (si, si, libertad, porque libertad es hacer con el cuerpo propio lo que a uno le pasa por los cojones, siempre y cuando no perjudique al prójimo), esto es muy fuerte. Vale, cierto es que antes había poca información y que las instituciones tienen que velar para informar y para encontrar soluciones de los problemas que pueden derivar del consumo abusivo, pero prohibir ¿cómo coño se pueden prohibir determinadas drogas y otras sean legales, por qué coño se tiene que impedir que el ser humano utilice sustancias cuando viene haciéndolo desde tiempos remotos? Mira, esto es una farsa que no se tiene que solucionar porque hay demasiados intereses ocultos. Ay si Tierno Galván viera como está el tema.

Querida, te felicito efusivamente, tanto por tu valiente posicionamiento como por lo bien que te has documentado para realizar este post. Recibe besos, y que suene Neil Young, faltaría más.

Dani dijo...

Tu alegato, cojonudo. Aunque no está de más recordar que ciertas transnacionales, bajo el disfraz de la legalidad, cometen atropellos (¿quién nos dice que un hipotético mercado legal de sustancias no acabaría así?); o que los discursos de Felipe Gonzalez o Javier Solana nunca son inocentes. Soy de los que piensan que la maría ilegal tiene los días contados: nada mejor que ella para mitigar los espíritus revolucionarios y la conciencia de las razones que llevan a uno a quejarse con toda la mala leche del mundo.
En cuanto al señor Martín, habrá que poner todo en claro; porque el tráfico de drogas es el tráfico de drogas, y una cosa es argumentar al respecto y otra traficar con drogas. Sea lo que fuere, tendrán que demostrarlo.

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Intereses Lu, intereses, yo no solo legalizaría la maría, sino todas y cada una de ellas, no es legal el tabaco y nos esta matando??

Y si hay que ilegalizar ilegalicemos a estos especuladores de mierda
Besos

carrascus dijo...

Y por no hablar de que en tiempos de crisis económicas como la que padecemos ahora es particularmente importante que los gastos relacionados con la política de drogas sean eficientes… es decir, que a pesar de que se gastan muchos miles de millones al año en la interdicción de drogas, parece que su efectividad es bastante cuestionable. Y el caso que cita Lu podía ser un buen ejemplo de ellos. Al ahorro que significaría eso habría que sumar los beneficios en forma de impuestos que produciría una regulación legal de su mercado.

Y por no hablar de que la regulación del mercado haría que la droga no se la comprases a un camello cualquiera, que vete a saber lo que te vende y en qué condiciones, sino a alguien que sigue unos protocolos marcados, que puede controlar la edad del comprador, seguir cursos sobre el reconocimiento del uso problemático de lo que vende, sobre higiene social… y que te vende algo que está producido y distribuido con garantías.

Y por no hablar de una decena de cosas más que no tienen por qué ser demagógicas, simplistas ni hipócritas, sino basadas en datos reales y estadísticas bastante precisas.

lu dijo...

Vaya Aitor, siento que lo veas así, y sobre todo que me lo digas con ese tono pelín hiriente. Obviamente no comparto tu opinión, creo que apostar por la regulación no es una postura ni demagógica ni simplista. Muy al contrario, creo que es una alternativa responsable, valiente y realista. ¿Que no sería la solución perfecta? Pues claro, las soluciones perfectas no existen, pero alternativas más eficaces a la política actual... uf, mogollón. ¿De verdad te parece igual de hipócrita la regulación que el mantenimiento del mercado negro? Yo creo que es infinitamente más hipócrita "luchar contra la droga", destinando miles de millones de euros, y que de repente 154 kilos de cocaína y heroína incautados y depositados en la sede de la policía nacional de Sevilla se transformen por arte de magia en azúcar y talco. http://www.elpais.com/articulo/espana/policia/imputado/robo/droga/vuelven/acusar/ex/jefe/elpepuesp/20100630elpepunac_11/Tes
Creo que es mucho más hipócrita reconocer públicamente la labor de Martín Barriuso y acusarlo después de tráfico de drogas por la misma actividad. No creo que abogar por un control y una regulación de la compra-venta de drogas sea simplista, demagógico e hipócrita, Aitor, para nada. Legalizar las drogas no implica descontrol, ni animar a la gente a consumir, ni poner kioskos en las puertas de los colegios, sino todo lo contrario.

Johnny, como bien dices hay demasiados intereses creados. Lo que me parece realmente lamentable es que se siga recurriendo a una supuesta preocupación por la salud pública para seguir manteniendo este teatro. ¿Qué salud pública? Quien quiera consumir lo va a hacer, con prohibición o sin ella, es un hecho demostrable, ahí tenemos la Historia; el tema es cómo, en qué condiciones, con qué control sanitario, etc. Insisto, con determinados temas (drogas y sexo fundamentalmente) se hace bastante cuesta arriba conseguir un debate sereno y constructivo, lo que impera es el tabú y el NO por delante, lo cual es una pena y una irresponsabilidad muy grave.

Dani, la regulación no acabaría con el mercado negro, está claro, nunca lo ha conseguido con ningún producto, pero mejorarían muchas cosas. Para empezar se evitarían muchas enfermedades y muertes, que están más relacionadas con la ilegalidad de las sustancias que con el consumo en sí. En cuanto a la acusación de tráfico de drogas... Pannagh es una asociación de personas consumidoras que se organizan para cultivar y suministrarse la maría, con unos estatutos rigurosos y una transparencia incuestionable. Pues claro que había marihuana en la sede de Pannagh, menudo descubrimiento. ¿Para eso hacía falta abrir una investigación y destinar recursos policiales? Si Martín ha explicado mil veces su funcionamiento, es público, y además no incumple la legalidad vigente, sólo deja en evidencia las lagunas legales que existen, y eso jode. Su fin no era comercial, la maría estaba destinada al consumo (recreativo o terapéutico) de sus socios/as, personas mayores de edad que no quieren recurrir más al mercado negro.

Juan Antonio, yo también perseguiría otras conductas antes que el consumo de marihuana, desde mi punto de vista las hay muchísimo más perjudiciales.

Pues eso, Carrascus, no me voy a repetir, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Agradezco especialmente los comentarios de los que sois papás.

Besos!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

He vuelto a leer mi comentario y no veo dónde está el tono hiriente.

Es que por esa lógica puedo entrar en un aeropuerto con una pistola o afirmar que si se legaliza el tráfico de armas y puedo comprarme una AK-47 en el supermercado -Todo muy legal- habrá menos asesinatos fruto del tráfico ilegal de armas. El argumento de que cada uno hace con su vida lo que quiere y derivados... pues sí, pero luego hay madres, hay hijos, etc, etc.

Lo de usar el argumento de la droga "adulterada" (Como si lo otro fuese agua de manantial)... sin comentarios.

Es mi opinión y es perfectamente válida.

Paco dijo...

Yo calificaría el tema de la lucha contra la droga de demencial, hipócrita, con solo motivaciones económicas y de falsa moralidad. ¿Quién coño es un estado para prohibir a un ciudadano consumir lo que le de la gana, y alentar el consumo de la droga más dañina de todos los tiempos como es el alcohol? Lo que hace falta es EDUCAR, informar (con objetividad) y dejar de reprimir.
¿Qué coño se ha conseguido desde que se prohibieron? Cárcel, muertes, mafias,... A ver si esa comisión demuestra tener la sabiduría que se les supone y no los prejuicios que por desgracia tienen.
Los chistes del Roto, geniales, como siempre.
Toda mi solidaridad con tus
compañeros.
Por la regulación, y no prohibición, de todas las drogas (estoy con Antonio Escohotado).
Abrazo gigante.

lu dijo...

Las armas y las drogas no me parecen comparables, Aitor, no sé qué tienen en común la marihuana y una pistola (!?). Agradezco mucho tu opinión, pero sigo sin tenerla clara. Si dices que tanto la política actual como la propuesta de regulación te parecen posturas igual de demagógicas, simplistas e hipócritas, supongo que tienes una solución intermedia para disminuir los problemas relacionados con las drogas, y me encantaría conocerla, hacen falta ideas. No tienes comentarios para el argumento de la droga adulterada, pero yo sí. Para empezar, nadie ha hablado de agua de manantial, baby, no "adulteres" nuestros comentarios. Por otro lado, vuelvo a un episodio ya pasado para que veamos el tema con perspectiva histórica: ¿Qué beneficios (sociales, no me refiero a los que obtuvieron las mafias) tuvo la Ley Seca en Estados Unidos? ¿Disminuyó el consumo de alcohol? ¿No murió gente envenenada por consumir alcohol mal destilado? Mi tío murió de alcoholismo, siendo la compra-venta de alcohol una actividad regulada en este país. No quiero ni imaginar cómo habría sido su vida si el alcohol hubiese sido ilegal, Aitor, pero me hago una idea. El anís no es agua de manantial, pero el alcohol puro es veneno. La inmensa mayoría de las personas consumimos alcohol y no tenemos problemas de alcoholismo, creo que la solución debe ser más educacional que prohibicionista, como apunta Paco, más racional y menos visceral. Vale que el alcohol es legal, pero nunca debería publicitarse en un evento deportivo, por ejemplo. Demasiada hipocresía.

Estamos de acuerdo, Paco. Cuando una política fracasa continuamente en sus objetivos y trae más problemas que los que "pretende" solucionar, hay que probar otras medidas. La relación del ser humano con las drogas siempre ha sido mucho más problemática en momentos de prohibición. Qué difícil es hablar de EDUCACIÓN, amigo, cuando es ahí donde residen casi todos los problemas...

Besos!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

A mí me parecen comparables porque sirven para lo mismo, que es terminar muerto. Eso y que si vas a un aeropuerto con un cuchillo te van a detener igual que si vas con un sobre de hachís.

No tengo solución porque no la hay, siempre va a haber tráfico ilegal, sea de productos de imitación, de prostitución, de drogas, de armas o de lo que sea.

No creo que haga falta más labor de educación porque todo el mundo sabe lo que pasa si caes en eso.

La educación tiene un tope que es la estupidez e inconsciencia humana... pero vamos, que vuestra postura de ver el mundo es mucho más positiva que la mía.

jesusito 100,000 dijo...

por si necesitamos más información sobre el tema:

http://cda.morris.umn.edu/~kildegac/Courses/macro1/Papers/Economic%20Case%20Against%20Drug%20Prohibition.pdf

sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con la Lu!

Dani dijo...

Aunque la violencia que genera el tráfico de drogas es un debate periférico, es evidente que la legalización separaría a las organizaciones criminales de un futuro mercado de sustancias, lo cual acabaría con la violencia generada por el tráfico ilegal. El de las armas es un caso aparte. Además, delimitar lo que debe y no debe ser admitido por ley no es una cuestión de "pues si legalizas tal, tienes que legalizar esto otro", sino de estudiar sesudamente cada caso.

En cuanto a la educación, queda mucho por hacer, porque hablar de consumo de drogas es -o debería ser- hablar de los contextos sociales y de los distintos modos de abordar la problemática por parte de los padres. Parece que durante décadas ha permanecido el discurso de "no tomes drogas, son malas", y punto; una actitud simplista que ignora multitud de elementos determinantes asociados al consumo de sustancias. Cualquier campaña destinada a prevenir el problema (tengo claro que cualquier relación de un menor con la droga -la que sea- constituye un problema a tratar) debe tener en cuenta los dos puntos que he mencionado. Los contextos son fundamentales, porque uno no actúa siempre de la misma manera, sino que asume un rol u otro y se deja o no llevar por lo irracional en función del ámbito en el que se encuentre (y aquí pondría el ejemplo -un poco imbecil- de cuando yo, antes de irme a dormir, decido a que hora me quiero levantar y, llegado el momento, soy incapaz de hacerlo. En fin, ocurre parecido en el caso de las drogas: la percepción que de éstas se tiene es diferente estando en una clase del instituto en la que dos trabajadores sociales te hablan del tema que con los amigos en una bajera o tras dejarte la novia y creer que ya nada tiene sentido. Y claro, hay percepciones que hacen más probable el consumo y percepciones que menos. Por eso es primordial que el experto en drogas de turno les advierta de que, en determinados contextos, tienen que estar más alerta que de costumbre). No seas fistro, Aitor: racionales somos -a lo sumo- cuando estamos redactando un trabajo de fin de carrera. Y qué decir de los padres... ¿Están capacitados para tratar el asunto con sus hijos? No es lo mismo que conozcan la sustancia que él consume y le hablen con buenos argumentos (por simplificar mucho mi postura) a que le prohíban consumir bajo un autoritario "eso es mierda. A ver si te vuelves una persona normal" (en mi casa lleva sucediendo lo segundo desde hace muchos años. No son formas de solucionar nada). Ni que decir tiene que la relación entre padres e hijos es algo determinante que debe ser trabajado. En resumen: prevenir problemas de droga tiene mucho que ver con educar a padres e hijos y llamar la atención sobre la relevancia de las relaciones entre ambos.

Por cierto, Lu, ¿conoces un libro titulado 'Mujeres y hombres: ¿un amor imposible?' de Manuel Castells y Marina Subirats? Trata la por algunos despreciada cuestión de género, desde una perspectiva actual y bastante completa, sociologicamente fundada pero evitando los tecnicismos y los 'expertismos'. Más que recomendable para cualquiera que no sea un sabio al respecto.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pero es que se presupone una personalidad y amor propios. Yo no necesito a nadie que me diga que no tome X, no me hace falta.

En todo caso, ¿para qué hace falta educación y concienciación (Más de la que ya hay) si no somos racionales y dependemos del contexto?

lu dijo...

No sabía que alguien hubiera muerto por consumir marihuana, Aitor. Insisto, la mayoría de las muertes por consumo de drogas están más relacionadas con la adulteración y las condiciones poco higiénicas de su consumo que con la droga en sí. Y te olvidas de que las drogas no sólo sirven para matar, algunas sirven para curar o para mitigar dolores. A ver si vas a terminar cayendo tú en el simplismo... Porque lo de que todo el mundo está informado es otra, baby, parece que vives en una burbuja. Hay niños y niñas que no reciben una educación formal a pesar de que la enseñanza es obligatoria, y si naces en un contexto social y familiar chungo tienes más papeletas para terminar teniendo problemas con las drogas, no debería estar explicando esto, es de cajón. No todo el mundo ha recibido la educación que tú has recibido, baby, mira un poquito a tu alrededor.

¡Estás de acuerdo conmigo, jesusito! No exageres, que de vez en cuando coincidimos...

Dani, el discurso de "droga no, droga mata" no ha sido nada eficaz, y eso hay que reconocerlo. Al final la chavalería ve que sus ídolos consumen drogas... que sus compis también... y que cuando las prueban, no sólo no se mueren, sino que hasta se lo pasan bien. En ese momento tu discurso ha dejado de tener credibilidad para ellos/as, la cagaste. Es mucho más beneficioso hablar con naturalidad del tema, con información objetiva, y educar en casa y en el colegio para que tengan un espíritu crítico y responsable, sin moralina. Así que sí, los padres y las madres también tienen que recibir una educación o al menos estar abiertos a aprender. No conozco ese libro, me lo apunto. Muchas gracias, Dani.

Besos!

Dani dijo...

Hombre, resaltar la importancia de los contextos no es igual a decir que éstos lo son todo. ¿Determinan? No. ¿Condicionan? Indudablemente. Por eso cualquier advertencia sobre las drogas debe ir acompañada de una advertencia sobre los contextos sociales que facilitan el consumo. Y en caso de que se les quiera transmitir cuáles son las consecuencias de la adicción, como bien dice Lu, hay que tener en cuenta que la faceta más trágica de las drogas se hace visible con toda su contundencia solo cuando la persona lleva tiempo metida, no en esos primeros momentos en los que la percepción de X droga y de sus efectos no se ajusta a lo que en el folleto del ministerio de sanidad que les dieron en clase venía escrito sobre la misma.
Jarl, es un tema con infinidad de pormenores.
Y bueno, ya me callo, que siempre estoy discutiendo hasta el último detalle...

Juan Antonio. Uno de los Dos dijo...

Lo prohibido, siempre ha sido la tentación del curioso adolescente.

LoRbAdA dijo...

Pues como dirían Los Porretas... "tú que la criticas y le pegas al orujo".

Chals Roig dijo...

Yo estoy convencido de que hay una razón para todo, y en este caso en concreto está más que clara la estrategia política y mediática, como dice Johnny, en una misma dirección, por lo que veo en algunos comentarios, baby, una linea argumental tan arraigada que a veces pierdo la esperanza en este sistema tan viciado poe pasado. Muy valiente lu, un texto que debería lucir en la prensa. Fuerte abrazo. Le deseo todo lo mejor.