lunes, mayo 05, 2008

Una de penas

Gracias a mis adorables sobrinas llevo dos semanas con un lumbago tela de viejuno, con la mantita eléctrica con el fresquito que hace, recibiendo llamadas de amigos y familiares que, con la excusa de preocuparse por mi salud, me cuentan qué bien se lo han pasado este puente,...
Encima con el ordenador jodío y SIN INTERNEEEEEEEEEEEEE. Noooooooooooooooooooooo.
Lo único bueno de esta última semana ha sido el descubrimiento del myolastan, una droga que me ha encantado, para qué negarlo. Si no fuera por esas pastillitas, no sé qué habría sido de mí... culo de mal asiento.
La de la boca abierta es María, la más demoníaca. ¡Viva el diu!

8 comentarios:

Inma dijo...

Si es que la edad no perdona, Lu...
Espero que estés mejor; además, por lo que me consta, tu marido te ha cuidado como a una reina, llevándote caracoles y chucherías por un tubo, ¿no?
Es verdad que los relajantes musculares son fantásticos...
¡Besos, guapa!

nono dijo...

Si es que habiendo drogaínas guapetonas como el myolastan no sé pa qué nos empeñamos en legalizar la marihuana. Además del myolastan, se pueden conseguir Robasixal y Adalgur, buenos relajantes musculares los tres, que cada cual pruebe a dar con el suyo. La Ebastina, que dicen que es pa las alergias pero no me lo creo. Lo mejor: su sueño. Mi cuñao está enganchao al Espidifen, lo toma un día sí y otro tamién. Yo soy más clásico, le meto al Ácido Acetilsalicílico, grande donde los haya. Por último y a quien sea mu pacato en estos temas pues que se meta un Flatoril, pero que lo haga a solas, si no revienta la fiestuki.

Luisa, ¿sigues con tu lumbalgia? espero que no porque estos productos tienen una contraindicación: enganchan un güebo

lu dijo...

La verdad es que tengo un enfermero 10 puntos y no me puedo quejar. Creo que me tocó el euromillón, la lotería y la quiniela cuando lo conocí... Sólo tengo que aguantar que de vez en cuando se roce la pimpolleta con guarrillas varias, pero lo llevo bien.
Nono, te veo superpuesto en pastis! Yo las acabo de descubrir y ahora entiendo que muchas mujeres estén enganchadas: se ve la vida de otro color. Ya me encuentro mejor, pero he estado una semana en horizontal totalmente amamoná con el myolastan. Sí, me he jartao de ver pelis, de leer, de mirarme las uñas de los pies,..., pero todo con una somnolencia que ahora no sé qué fue realidad y qué sueño.

Inma dijo...

Mmmm; un buen tema el de los sueños para escribir un relato. ¿Por qué no pruebas?

susu petalos dijo...

Niña, yo ya me niego a tomar myolastan, la última vez que lo tomé, me desperté y no sabía dónde me encontraba, recuerdo como una nube que me envolvía, mientras pensaba esa alfombra de dónde es?
Qué mieo, ay omá.
Espero que estés mejor, y bienvenida al club de soy lumbagueraaaaa.

susu petalos dijo...

Inma cómo va ese cuento de instrumentos varios????

Inma dijo...

Ejem, ejem...

Anónimo dijo...

Querida Luisa, lo del Myolastan me ha llegao al alma. Yo la llamaba la "pastilla de la risa", porque era tomármamela, y de la felicidad que me producía se me quedaba cara de postorgasmo, pa que nos entendamos...

Como te entiendo querida¡ Cuidado que un día te levantas, y se te ha acabao la caja¡¡¡

(maría, la puti)