lunes, enero 11, 2016

Hoy comemos... PECHUGA DE POLLO AL HORNO


 Un plato sin grasa y sin salsa para limpiarnos una mijita después de las fiestas, que ya nos vale


Ingredientes (para 2 personas):
- 1 o 2 pechugas de pollo, dependiendo del hambre que tengamos. Aconsejo hacer varias a la vez y congelar si sobra. En frío es un fiambre estupendo.
- Patatas pequeñas
- Pimentón de La Vera
- Las especias que nos apetezcan
- Aceite de oliva virgen
- Pimienta negra
- Sal

En un bol, preparamos una mezcla de pimentón, sal, pimienta negra y las especias que nos apetezcan (tomillo, orégano, albahaca... lo que nos cuadre en ese momento) con un chorreón de aceite de oliva. Nos tiene que quedar bien rojita de pimentón. Con un pincel de cocina, embadurnamos las pechugas de pollo con esta mezcla, reservando un poco para untar después las patatas.

Lavamos bien las patatas pequeñas y las cortamos en 4 trozos dejándoles la piel. En un recipiente para microondas cerrado herméticamente, las hacemos sin nada de aceite ni de agua durante 4 minutos a máxima potencia. Así conseguimos ablandarlas antes de asarlas en el horno. 

Con el horno precalentado a 220º, introducimos en una bandeja apropiada las pechugas rodeadas de los cuartos de patata ya embadurnados con la mezcla y cocinamos durante 30 minutos, dándoles la vuelta a las pechugas cada 5-7 min. para que se doren por todas partes.

Para servir, fileteamos las pechugas, las colocamos en platos individuales junto con las patatas y rociamos todo con un poco del jugo que quede en la bandeja de horno.

Rico-rico.

2 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Mola esta joya de minimalismo post desfase, besos de tornillo!

Koloke dijo...

Hasta una gorda como yo le da el visto bueno.