miércoles, octubre 31, 2012

Daniel Johnston



Llevo unas semanas descubriendo a Daniel Johnston y confieso que estoy totalmente atrapada, con su música y con su historia. Así que tengo que dar la vara por aquí, lo siento. Me tiene maravillada la sencillez de sus composiciones, la belleza inocente y despelotada de sus letras, su marcado acento pop. Él siempre quiso ser un Beatle y eso se nota...

 


Daniel Johnston comenzó grabando cintas en casa, lo grababa todo, hasta las bullas que le echaba su madre. Pronto se descubriría que no era un chico "normal" (normal siempre entre comillas, quién sabrá lo que significa eso), pero probablemente el consumo de drogas lo precipitó a una enfermedad mental que podría haber sido más leve en otras circunstancias. Me recuerda mucho a Syd Barret, otra de mis debilidades.



El documental "The Devil and Daniel Johnston" hace un precioso repaso a su vida hasta 2005. Jeff Feuerzeig ganó el premio a Mejor Director de Documentales en el Festival de Sundance por él y os aseguro que no tiene desperdicio. Podéis verlo pinchando el enlace.


Me conmueve su fidelidad a un amor imposible de instituto, Laurie. Aún sigue escribiendo canciones sobre ella. Me conmueven sus padres, conscientes de que, cuando ellos falten, Daniel se va a ver muy perdido en este mundo hostil. Aunque ha pasado largas temporadas en hospitales psiquiátricos, ahora vive en una casita construida en el jardín y disfruta de cierta independencia y estabilidad.

Quizás el episodio más dramático de su vida sea el acontecido en 1990. Su padre, piloto retirado de las fuerzas armadas estadounidenses, lo llevaba de vuelta a casa en aeroplano después de dar un concierto en Austin. Durante el vuelo sufrió uno de sus "ataques", arrancó la llave del contacto y la lanzó por la ventanilla. Afortunadamente el padre tiene mucha experiencia y consiguió estrellar la avioneta en una masa de árboles que minimizó el impacto, pero imagino que el susto fue tremendo. Después Daniel confesó que se creía Casper, personaje que siempre le ha obsesionado (como el Capitán América y tantos otros que se repiten en sus dibujos). Por cierto, sus dibujos. Sus dibujos también son dignos de mención, muy especiales. Hasta Matt Groening es fan.


Son incontables las versiones de sus canciones grabadas por otros artistas. Probablemente la última sea ésta de M. Ward. Una auténtica maravilla. Daniel Johnston no es un Beatle, pero ha conseguido parir canciones que, sorprendentemente, todavía no existían. Clásicos atemporales. Coplillas pegadizas. 


Gracias a mi querido Carrascus (gracias, gracias, gracias) estoy disfrutando de toda su discografía. Y como voy de sorpresa en sorpresa, la última ha sido descubrir que acaba de sacar un disco en 2012 con grupos que me vienen interesando desde hace un tiempo (¡Fruit Bats!, ¡Deer Ticks!), una especie de banda sonora para la novela gráfica que ha publicado,"Space Ducks". Hasta ha sacado un juego para el iPad con sus patitos del espacio de protagonistas (!!!). Está muy activo y eso me alegra supinamente. En abril estuvo girando por España, incluso tocó en La Casa Encendida con motivo de la exposición que se programó con dibujos suyos, "Visiones simbólicas".

Pero lo más importante es su música. En serio, pasad de todo lo que os he contado y escuchad las canciones. No sé vosotros/as, pero yo con joyitas pop como ésta me vengo arriba. En bucle me la pongo.

7 comentarios:

Jose dijo...

Este post es un aviso para ponerse las pilas. Gracias, Lu.

Y bonito look.

Beso.

Tyla DeVille dijo...

Yo también lo descubrí hace poco, concretamente su disco "Fun", qué me parece maravilloso.

Me recuerda muy mucho a otro divino loco, el gran-gran-gran Roky Erickson.

Rock-On!

Paco dijo...

Su música, Lu, es su música. Se ve en la versión de Ward (con mucho del espíritu de Johnston). La magia de la sencillez y el gusto por la melodía. Genial tipo.
Esas guitarrillas...
Abrazos gigantes.
¿Blue Rodeo?

Chals dijo...

Vi ese documental proyectado en un festival, conmovedor. En dicho festival tenia su franja horaria, pero finalmente una recaida le impidió presentarse. Johnston me cae bien, he escichado poca música suya. Así que gracias por la noticia de su nuevo lanzamiento, y tu anda nada, ve recomendando de esta manera más discos suyos. Saludos lu, un placer leer esto.

Anónimo dijo...

¡Mr. Bean!

Alex Palahniuk dijo...

Te haré caso, Lou, por ser tú, pero a mi ese regusto Beatle... como que no lo asimilo.

Besazos, sevillana :)

Jah Work dijo...

mola mola! hace unos días que lo he conocido también!

saludos Lu!!