martes, septiembre 27, 2011

Discos rayados... ARIEL ROT













Contar con los Attractions como banda de acompañamiento fue la guinda para este "Hablando solo", un gran disco de rocanrol, fresco, sencillo, a la par que elegante. Serán paranoias mías, pero el órgano de Steve Nieve en "Mil mentiras y una verdad" me pone tontorrona como el de "Whiter shade of pale".



13 comentarios:

Il Cavaliere dijo...

Pues a disfrutarlo niña, que son dos días...por cierto hablando solo está pero que muy bien...yo lo hago todo el rato...eso sí, hablando dolo?....jajaja


No me lo tengas en cuenta, shiquilla!


Un besote

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Lu, darling, siempre me sacas las faltas de ortografía y yo ahora... never, eres la más baby con faltas de ortografía y sin ellas. De Ariel Rot, ni idea, la verdad.

lu dijo...

Cava, hablando dolo es una nueva técnica que consiste en... No cuela, ¿no? Jaaaajajaja.

Aitor, darling, babybabybaby, no tengas reparo en corregirme lo que sea, por favor, que perfecta no soy, pero perfeccionista...

Arreglado. Besos!

Koloke dijo...

Pues yo estaba deseando esto: cada dos por tres me riñes cuando se me cuela una errata así que ahora dolo me queda decodadtelo y metedme condigo

Tyla DeVille dijo...

Yo soy más del Calamaro de antaño fitetú...

Rock On!

Chals dijo...

Nunca le dí una oportunidad a SAriel Rot, no sabía que le acompañaban los Atractions, puntos a su favor. Si lo veo por ahi lo cogeré. Saludos

carrascus dijo...

Pues este disco también lo trillé yo bastante, no creas; era una buena asociación de Ariel, que me gustaba, con los Attractions, que me gustaban más aun. Pero después le perdí la pista bastante; le recuerdo mucho más de cuando Los Rodriguez, y sobre todo de Tequila... claro que aquello me pilló con veinte años y con ganas de saltar y saltar (la rodilla aún me funcionaba) con su "saltaaaaa, salta cooonmigoooo..." y de tararear a todas horas aquello de "neeeenaaaa, que bien te veeees, tan solo te falta creceeeeer..."

Y después me fui a la mili, joé...

Alex Noiser dijo...

Yo soy más de Calamaro y Tequila, nunca me cayó mucho Ariel Rot, fijate tú. Muchos besos!

L´Esbarzer dijo...

Ignorante soy.
Pero ya estoy de vuelta, si es que puedo, que el martes empiezo mi "cole" y estoy nerviosillo.
El sábado me cuentan la aventurilla trianera, que ya tengo ganas de los detalles.

Mil besos

lu dijo...

Sé que te alegran estas cosas, Koloke, ¡si lo hice por ti! ¿Tampoco cuela o qué?

El Calamaro ya caerá, Tyla, soy de los dos.

Espero que te guste, Chals, el toque de los Attractions es definitivo.

Tequila me encanta, Carrascus, pero los conocí más tarde. Sí escuché y requetescuché a Los Rodríguez, mi hermana era fan a muerte de pequeña. Con nueve años la tuve que llevar a un concierto de Calamaro de pesada que se puso. Me partí de risa, porque Andrés tenía un porrito en el piano y lo encendía entre canción y canción para darle unas caladas, y ella no paraba de quejarse "ooootro cigarro, anda que no fuma ni ná...".

¿Pero has escuchado este disco, Alex? Puede que Ariel Rot te caiga mejor si lo haces...

Benditos los ojos que te leen, Mac, ¿dónde andabas? Espero que te hablen bien de la aventurilla trianera, así te animas a venir tú también. Yo me lo pasé genial, dales un beso de mi parte y quédate con otro bien gordo para ti, my friend.

carrascus dijo...

Ofúú... niña, qué susto esta tarde con el blog, no?

Menos mal que ahora he entrado de nuevo y está otra vez aquí...

Un beso. Nos vemos el sábado.

Chals dijo...

Lo siento lu, tus comentarios los detectaba mi ordenador como spam, no sé por que. Creo que lo he solucionado, si te vuelve a ocurrir por favor dímelo y investigaré lo que pasa.
Gracias por tus comentarios acabo de leer el de Tom Petty.
chaslroig@routeamericana.comç
Saludos compañera

lu dijo...

Lo sé, Chals, esta semana he escrito comentarios en tu blog y en otros que desaparecían como por arte de magia. Y acabo de rescatar uno de Scott... Lo peor fue el jueves por la tarde, que me llamó Carrascus para preguntarme por qué había eliminado el blog. ¿¿¿Qué???¡Ay! Menos mal que cuando llegué a casa ya estaba arreglado, pero me cagué en blogger mil veces.