jueves, marzo 03, 2011

The Brew. Sala Malandar. 2 de marzo





























Tenía ganas de ver a The Brew en directo, pero se ve que mis expectativas estaban muy por encima de lo que finalmente pude escuchar anoche. Aunque salieron con mucha fuerza y aquello prometía, poco a poco me fueron hartando. Sí, tocan muy bien, pero... nada nuevo. Vale, sabía a lo que iba, es un trío que va de lo que va, Cream, Jimi Hendrix, Led Zeppelin y viva el rollo viejuno,  pero no me esperaba una catarata de posturitas y clichés rockeros, la verdad, esperaba algo más, un toque de personalidad propia, más chispa, algo. Pero qué va: molinillos y saltos a lo Pete Townshend, tocar la guitarra por detrás, el numerito del arco de Jimmy Page,... Y ya con el solo de bateria colmaron mi paciencia. Lo que yo llamo "un completo", vamos. Aparte de revisar las típicas canciones de siempre, que mira que estoy harta de Little Wing, su repertorio me pareció pobre. Algunos temas que podrían ser pelotazos en directo me dejaron bastante fría porque no terminaban de romper como yo esperaba, y por mucho que el chaval trataba de calentar el ambiente, a mí como que no. También me sorprendió que no pusiera el volumen de la guitarra al 11, yo lo habría hecho ya que voy de guitar hero.

A lo mejor estoy siendo demasiado dura, pero anoche tuve la sensación de estar viendo algo que he visto miles de veces en pachangas de amigos y estoy un poco cansada ya de ese tipo de numeritos, quiero otra cosa.

Pero bueno, no todo fue tan jartible, al menos pudimos ponerles cara a Lorbada y Tyla Deville (con los que habremos coincidido antes en doscientos mil conciertos, seguro) y saludar de nuevo a Maese Rancio. Fue un placer, amigos.

9 comentarios:

LoRbAdA dijo...

Pues a mi me encantaron!! Es que era exactamente lo que me esperaba, por eso lo del factor sorpresa como que no. No eres la única a la que le aburrió que alargaran las canciones, a varios de mis amigos igual. Que son un refrito de los clásicos del blues-rock también y que lo que hacían sobre el escenario está más que trillado, pero yo tuve muy buenas vibraciones durante todo el concierto y disfruté muchísimo.

Me alegro tela de haberos conocido y a ver si en el futuro podemos charlar un ratillo antes o después del concierto y seguimos en contacto. Un abrazo.

Koloke dijo...

Esta vez la Lu y yo estamos completamente de acuerdo:
http://koloke.blogspot.com/2011/03/anoche-estuve-en.html

Vamos, los comentarios calcados.

carrascus dijo...

...jejeje... pues me alegro de haber cambiado esa sesión por comprobar como Natalie Portman tenía más que currado su Oscar, y haber pasado una de las cenas familiares más divertidas que recuerdo.

Besos de consolación, Lu.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Pues vaya. Siempre he leído maravillas de The Brew en directo. Supongo que es lo que dice Lorbada, si esperas demasié al final terminas viendo a dos chavales de mi edad y a su padre-bajista-viejuno repitiendo clichés. Aunque he de decir que en lo del solo de batería te entiendo. Todo el mundo sabe que un solo de batería sólo puede hacerlo Matt Sorum. Eso sí: hacer el molinillo de Pete Townshend es o mais grande, baby. Es y será el gesto más molón ever. Rockea hasta en un ukelele. Esto es... ¡anatemarl!

Freaky Boy Hood dijo...

No iba a ir porque no puedo, me reseervo para Soulbreaker Company pero ma quitaste las ganas... Jajaja. No se por que pero cuando escuche su disco del año pasado tuve una sensacion parecida.

Un beso.

Tyla DeVille dijo...

Hey!

Coincido al 100% con lo que dices, el concierto fue de más (las 3 primeras canciones) a menos (todo lo demás) descaradamente. Y sí, lo del solo de batería me pareció de juzgado de guardia.

A mi la verdad es que ésta clase de bandas lo tienen crudo para que me terminen sus propuestas en vivo, mucha técnica y mucha pose, sí: ¿Pero donde está la actitud y la fantasía?

Rock On!

MaeseRancio dijo...

El placer fue mío, Lu.

Yo estoy con Lorbada, me lo pasé bien en el concierto y lo que comentas como cosas negativas yo lo dejaría en "pecados de juventud" que pueden borrar con el tiempo.

Si le tengo que poner un punto negativo le diría al guitarra: ¡quítate esa puta camisa estampada!
:-)

MaeseRancio dijo...

Perdón, que lo mismo mi comentario da lugar a erróneas interpretaciones.

Yo le diría: ¡cámbiate esa puta camisa estampada por otra prenda más rockera!

Eso queda mejor... :-)

En fin, démosles tiempo que tienen unos insultantes 20 años.

lu dijo...

A ver, Lorbada, tampoco es que sufriera, más bien me entró la risa floja. Con el solo de batería me descojoné. Y cuando alguien gritó ¡maricón! también, jajaja. Habrá más encuentros jevillanos, no lo dudes.

Los astros se alinearon momentáneamente, Koloke, a ver qué me dices hoy del vídeo, jajajajaja.

No te perdiste nada del otro mundo, Carrascus, y si la cena estuvo divertida mejor que mejor. Tengo que ver esa peli, ¿no? Me la recomienda todo el mundo...

Baby, el molinillo rockera, pero te aseguro que a la vigésimo tercera vez (a mí) no. Anatema lo de Matt Sorum. Sólo soporto los solos de Bonham. Y punto.

Huy, no, no quiero quitarle las ganas a nadie, Freaky, es sólo mi opinión. Espero que el directo de Soulbreaker Company cumpla tus expectativas, ya nos contarás.

Efectivamente, Tyla, cuando voy a un concierto espero el desmelene definitivo, que echen los higadillos, que las canciones crezcan respecto al disco... Creérmelo, ¿no? Qué menos. ¿Has visto alguna vez a Marah? Discos mediocres y directos sudorosos e incendiarios, de los que te dejan con las patas colgando, como tiene que ser. Rock on!

Sí, Rancio, espero que sólo sean pecadillos de juventud y den más de sí, porque de verdad que tocan bien y es una pena tanto pachangueo. Me da rabia el desperdicio en general, de dinero, de comida, de tiempo, de energía... y el artístico también, mucho. Oye, a mí me gustó la camisa... ¿Seré hortera? La pregunta es retórica, ¿eh?, ni se te ocurra contestar.

Besos!