jueves, septiembre 23, 2010

HUELGA GENERAL




















A pesar del profundo asco que me dan los sindicatos convocantes, y de que considero que esta Huelga llega años tarde, he decidido sumarme a ella como un acto más de protesta frente a un sistema que no me gusta. Si no lo hago, creo que mi silencio y mi apatía me harían cómplice de las millones de injusticias que se están cometiendo a diario, y paso.
No sigo las noticias, pero me lo puedo imaginar: supongo que el clima es de desmotivación y que todo el mundo se espera un fracaso estrepitoso. A mí personalmente me da igual el resultado, aunque me gustaría que el seguimiento fuera mayoritario, claro. O total, puestos a pedir. Ya digo que mi decisión de ir a la huelga es personal: me convoco yo solita y me jaleo con pancartas si hace falta. Pero, aunque es personal, no es intransferible, y por eso la explico aquí. Tanto si la Huelga fracasa, como si es un éxito, habrá que intentar otras cosas. Cambiar muuuuuuchas cosas.

Estoy totalmente en contra de que las consecuencias de la crisis las paguen las personas con menos recursos. Me rebelo, me retuerzo. Durante años el sistema financiero se ha dedicado a especular y a enriquecer sin límites a unas cuantas personas, con la connivencia del gobierno y sin ninguna consideración por los problemas reales de la gente. Cuando ha explotado la burbuja, los gobiernos han ido a salvar a ese mismo sistema que lo ha provocado todo, y a la ciudadanía... que nos apretemos el cinturón, que perdamos derechos, que aceptemos que los bancos no concedan créditos porque no hay liquidez y miles de gilipolleces más, que me pongo mala cuando las oigo. El Banco Santander y Caja Madrid prestaron el año pasado al Real Madrid 150 millones de euros para fichajes. ¿Ein? ¿Para eso sí hay dinero? ¿Para la gente que se queda sin curro y no puede pagar la hipoteca, no? ¿Estamos locos/as o qué? Pues 80.000 personas fueron a ver tan felices la presentación de Ronaldo al Bernabeu, creo que pagando entrada y todo. Definitivamente sí, estamos majaretas. Como esas 80.000 personas no apoyen la huelga están locas, que me perdonen si les ofende mi opinión, pero lo veo así de cristalino.

Que no, que estoy harta ya de barbaridades. Que me deja muerta que la gente que no llega a fin de mes se apalanque viendo los cotilleos y el fútbol, el pedazo de coche que se ha comprado fulanito, el vestido de menganita y la mansión de su puta madre. Que ese dinero está mal repartido, nos lo refriegan por la cara y nos quedamos tan campantes, envidiándolo en el fondo de nuestra miserable vida. ¿Por qué consentimos las grandes fortunas, los paraísos fiscales, que se preste dinero a empresas con beneficios millonarios? ¿Por qué permitimos el "rescate" de los bancos y no exigimos contundentemente que se rescate a las personas que viven en la calle? ¿Por qué vemos normal que los bancos cobren comisiones y nos llevamos las manos a la cabeza cuando un pobre desgraciao roba un bolso? Desde mi punto de vista este doble rasero no pasa la prueba del algodón del sentido común. Nos están robando igual, muy civilizadamente, eso sí, y con traje de chaqueta y gemelos, pero ese robo me parece infinitamente más denunciable tal y como están las cosas. Al carajo ya con los paraísos fiscales, con la ingeniería para defraudar a Hacienda, con la presión de los grandes grupos empresariales que nos están quitando, no sólo el dinero, sino el poder. Ya los partidos políticos no pintan nada, nuestros votos no pintan nada. Dejemos de llamar democracia a esto porque no lo es. Y si no nos gusta lo que hay, tenemos que asumir la responsabilidad de cambiar las cosas, que podemos, claro que podemos, la cuestión es ponerse y no dejarlo en manos de las instituciones que dicen representarnos.

Otra de mis razones de peso para secundar la Huelga es "histórica". Muchas personas en el pasado han luchado para que podamos disfrutar de derechos y libertades que ahora damos por seguras y que apenas valoramos. Y en condiciones mucho más duras que las de ahora. Por ejemplo, mi padre, como humilde trabajador afiliado a un sindicato. O Labordeta, que lo tenemos ahora tan presente. Creo que le debemos a esas personas, como mínimo, no dejar caer el relevo y sacudirnos las manos como si todo eso no fuera con nosotros/as. Mi padre se queja mucho del "amamonamiento" de nuestra generación, y creo que algo de razón lleva. En mi casa nunca ha faltado de nada, pero caprichos ninguno. Sólo con su sueldo y el trabajo de mi madre en casa, nos hemos criado 4 hermanos/as: hemos comido, nos hemos vestido, hemos estudiado, hemos viajado... Según él, ahora estamos peor y no somos capaces de unirnos para reivindicar nada: necesitamos dos sueldos para conseguir un sueldo de los de antes, y encima que sean  las abuelas, las guarderías, la tele u otras personas peor pagadas que nosotros/as las que críen a nuestra escasa descendencia porque no tenemos tiempo. Algo así viene a decir. Bueno, a mí me dice que soy una egoísta porque ni siquiera tengo hijos ni quiero tenerlos. Pero ése es otro debate. Ya voy enfilaíta para Úbeda.

En definitiva, podría llevarme horas despotricando, llorando y fustigándome, pero cortando el rollo, que veo muchísimas razones para ir a la Huelga y para movilizarse de mil maneras distintas el día 29, el 30, el 1, el 2, y todos los días que haga falta mientras haya injusticia, desigualdad y pérdida de derechos (para quien los tiene, que hay gente que ni eso).

No voy a pedir perdón por el "mitín". Es una obligación moral que tengo conmigo misma el explicar públicamente mis razones y compartirlas con quien me quiera leer. Y me alegro mucho de tener un blog en el que poder hacerlo. Para mí, esto que acabo de vomitar, es más importante que todos los discos rayados del mundo mundial. 

45 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Esa es la Lu que me emocionó con su entrada republicana de hace meses por la que me enganche al embrujo de Triana...
Pero yo te pregunto...¿les hacemos daño a todos esos hijos de puta evitándoles que nos paguen ese día en la nómina?¿En el fondo no lo estarán deseando?
Yo abogo por una cosa más Robespierre...que rueden las cabezas...literal.
Un abrazo desde el Norte amiga Lu, olé tus ovarios!

TSI-NA-PAH dijo...

Aqui falta el espiritu revolucionario de nuestros vecinos, mucha revolucion pero desde la cafeteria o desde la butaca del campo de futbol!
un abrazo

El rey lagarto dijo...

Bon día my dear Lu.

Ayer hice mi entrada sobre la huelga, pero la tengo reservada para el Lunes.

Mal empiezas pelando a los sindicatos que son los únicos en este país que defienden al trabajador mal que te pese reconocerlo, me entristece escuchar la palabra asco en tu boca porque me siento parte de ella en esta ocasión. Yo soy participe directo en la huelga como representante del comité de empresa de mi empresa y ya llevo unos cuantos días escuchando toda parte de sandeces por parte de los trabajadores que somos los mayores enemigos de nosotros mismos, así nos va.
Estoy deacuerdo que llega tarde, pero relativamente, nunca es tarde para que el pueblo muestre su malestar, ni tampoco es excusa para dejar de hacerlo. Sobre el resultado y lo que conseguiremos yo creo que sera mucho, si no es en esta en otras futuras hasta que se consiga.

Respecto a las noticias es mejor que no las sigas, el estado de manipulación en el cual vivimos en el que todos los medios se deben a un partido es realmente lamentable.

En el resto estoy totalmente deacuerdo contigo, las financieras son las causantes de esta crisis y como siempre quien paga el pato somos los curritos y lo pero es que la mayoría de los curritos no son mas que simples borregos que solo salen a ala calle porque ha bajado el Sevilla a segunda y por ver al tonto del culo del Ronaldo, demuestra en lo que nos hemos convertido.

Al final todo esto se resume en que tenemos lo que nos merecemos, lo malo es que por una gran mayoría nos arrastran a todos, esto en Francia no pasa que ya llevan 4 huelgas y pelean por jubilarse a los 60, nosotros como esto no salga bien nos jubilaremos a los 67 o los 70

Estoy deacuerdo que esto lo podemos cambiar, el poder del pueblo esta por encima de cualquier gobierno y porsupuesto que esto no es una democracia, o por lo menos no la que debería de ser.

Motivos para la huelga los hay a patadas, lo que no hay es ningún motivo para no ir. Esto se lo debemos a todos aquellos que han luchado por los derechos que tenemos en nuestros días, los cuales mucha gente ni valora porque los considera adquiridos de por si, lo malo no es que hayamos hecho tope, lo malo es que todos esos derechos tienen vista de ser quitados poco a poco como no hagamos algo de una puta vez, y mal que te pese la unión hace la fuerza y en eso los sindicatos son mas que necesarios, es la única unión de la izquierda y del trabajador, por eso toda aquella persona que no haga huelga a mi si que me da asco, porque esta yendo en contra de la humanidad, de la sociedad, del trabajador. Este puede ser el principio del fin y ya veremos futuras generaciones cuales son los derechos que tienen como no nos movamos, ya veremos si nosotros llegamos a jubilarnos o acabamos arrastrándonos como Johnny Winter por los escenarios.

Que cojones ni que perdón por el mitin, me congratula supinamente tu entrada, es mas me corro de que escupas esas cosas por la boca (Menos lo que ya sabes)

La música no tiene la mas mínima importancia al lado de la importancia de esto, estamos hablando de nuestros derechos como persona, ciudadano, trabajador...


Besets reina sureña

Sardá dijo...

Hola queridísima Lu

Pues después de leer tu estupenda entrada, resulta que las razones para que yo NO vaya a hacer huelga (que no la voy a hacer) resultan casi las mismas por las que tú la vas a hacer. Sé que suena a majadería, pero trataré de explicarlo en mi blog, con detenimiento, este fin de semana, .... si la fuerza me acompaña

Muchos besos, I miss you

india dijo...

Total y absolutamente de acuerdo en cada letra,punto,coma,tilde,espacio...
Achuchones!!!

juan antonio dijo...

Que buena entrada , iba a ha hacer una entrada en mi blog sobre porque hay que ir a la huelga pero después de leer la tuya…que coño la voy ha hacer es mas todo deberíamos hacer una.
Estoy con el “rey lagarto” en que los sindicatos es el único poder que nos queda a los trabajadores, no los enmierdemos, porque luego pasa lo que pasa que los borregos no hacen huelga, esos mismo que luego cuando se logra una mejora social son los primeros que las reclaman.
Que clara eres “tía” como motivas con razones de peso.
Besos

dublinerodeenero dijo...

Sister bien revindicado!!

Yo por un lado estoy completamente de acuerdo contigo. La situación está alcanzando unos niveles de acomodamiento y amamonamiento social que ya no se sostienen y está claro que la gente se tiene que rebelar y cambiar la cosa. Pero por otro lado, ¿hacia donde queremos cambiar la cosa?, a mi no me vale decir que queremos cambiar y reaccionar si no se tiene claro lo que se quiere cambiar y en qué se quiere convertir lo que hay.

Las medidas anticrisis no gustan a la gente, habría que recortar las ayudas de tal y cual... Aquí en España lo único que tenemos claro es que queremos vivir bien y que no nos compliquen la vida. Muchos de mi trabajo que son funcionarios apoyarán la huelga porque le han bajado un 5% el sueldo, y no se dan cuenta que a lo mejor la cosa no funciona porque no trabajan, creyéndose que ellos no tienen responsabilidad y que los políticos son unos cabrones (aunque en esta ultima parte tienen gran razón).

Mucha gente se secundará la huelga sin saber para qué, y por eso creo que yo no la secundaré, porque realmente no sé qué se quiere conseguir con ella, cual es su objetivo. ¿Qué se quiere cambiar? ¿Alguna idea para cambiarlo?

No me vale el que quiero que me devuelvan mi 5%.

El rey lagarto dijo...

Me parece Dublinero que tu no sabes de que va la reforma laboral, ni la futura ley de reforma de las pensiones, lo de los pensionistas es pecata minuta al lado de las medidas que se acaban de tomar en la reforma laboral... Esa es la clave de lo mal que estamos... la ignorancia.
Si en cambio conoces a la perfección las medidas, me parece muy triste.

Que que se busca, que retiren la reforma laboral, que ni se les pase por la cabeza jubilarnos a los 70, ni cobrar una jubilación que se genere durante toda la vida laboral disminuyendo las pensiones en un 20 % etc etc etc...
Quien tiene que pagar no somos nosotros, son los paraísos fiscales, las financieras y los verdaderos mangantes.

El rey lagarto dijo...

Me refería a los funcionarios!!

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Yo es que soy dudeísta, o yosista o lo que sea... si me hecho novia seré ellayyosista, si tengo hijos ellaellosyyosista, etc... en todo caso me he leído tu post y tienes razón, pero ni de coña iría yo a una huelga para que me descuenten el sueldo de ese día. Es que es tan ingenuo pensar que por hacer una huelga va a pasar algo xD No sé, no tengo nada que aportar al debate, sólo paso para saludar y leerme el post, que se agradece que te expandas.

Koloke dijo...

La entrada es brutal, Lu, muy bien dicho. Comparto casi todas tus opiniones y me jode soberanamente el sistema en el que vivimos, injusto como pocos.

Pero, ya sabes, prefiero embadurnarme en una gruesa capa de cinismo y vivir lo mejor que pueda: no creo que seamos capaces de cambiar nada y pienso que nos van a seguir metiendo el dedo en el ojete por los siglos de los siglos.

Por otro lado, a riesgo de enfadarme con todo un Rey, creo que los sindicatos no han sabido transmitir los motivos para ir a la huelga y, desde mi punto de vista, se trata de una operación de maquillaje para que los trabajadores no los echen a hostias. Si no, ¿por qué coño no ha habido protestas y movilizaciones durante los últimos años? ¿es qué no estábamos igual de jodidos, igual de explotados? A mí, los sindicatos mayoritarios, lo que me han transmitido es una sensación de conformismo y servilismo al gobierno, así que, no, ahora no cuela.

Por tanto, seguiré con mi vida, iré a currar el miércoles y no me quedaré sin mi sueldo de ese día, que supone muchas birras y unas cuantas gambas. Y eso sí que no.

carrascus dijo...

La Huelga es necesaria, claro que sí. Y textos como el tuyo, querida Lu, sirven para remover la conciencia de la gente y que al menos se planteen que hay que hacer algo.

Y en los sindicatos hay de todo, como en todos sitios. Conozco a gente que abusa de su posibilidad de tener dos días libres de trabajo al mes para dedicarse a gestiones sindicales para, en cambio, ampliar sus fines de semana; pero mientras en los sindicatos haya gente como parece ser el Rey Lagarto, o como sé que es la sra. Carrascus, a la que he visto pasarse noches sin dormir con el intento de resolucion de problemas laborales de sus compañeros (ella es delegada sindical), tenemos que seguir confiando. Porque además son prácticamente el único respaldo legal y con fuerza para poder tener voz nosotros.

Hay muchas cosas que cambiar, pero esta Huelga no es para cambiar nuestro modo de vida laboral, ni para terminar con la crisis, ni para hacer que los políticos trabajen más por nosotros... no. Y Dublinero es una muestra de alguien con buena voluntad que piensa que esta Huelga no va a conseguir nada.

Pero esta Huelga para lo que se convoca es para intentar que no entre en vigor la nueva reforma laboral, como bien ha dicho el Lagarto. Y solo para eso... solo...

Solo para que las empresas no puedan despedirnos de forma preventiva, porque les parece que van a dejar de ser competitivas. Y que el despido injustificado se convierta con esta reforma en uno completamente justificado.

Solo para que el despido improcedente no se transforme en uno justificado y te echen a la puta calle con solo 20 días de salario por año de servicio, de los que además el empresario solo va a pagar 8 o 10, porque los otros 12 los vamos a pagar entre todos a través del Fondo de Garantía Salarial.

Solo para que con la nueva Reforma la Empresa no se pueda pasar impúnemente por los cojones los acuerdos del Convenio Colectivo de tu sector, y símplemente diciendo que haciéndolo así "puede" mejorar la situación de la empresa, obligarte sin que un juez pueda hacer nada, a modificar tus horarios, distribución del tiempo de trabajo, descanso, vacaciones... hasta ahora tu sueldo lo garantizaba tu Convenio Colectivo; con esta reforma el jefe te lo puede bajar a su antojo simplemente aduciendo que pagarte el sueldo que marca el Convenio "podría" dañar la situación de la empresa.

Solo para que de aquí al 2015 no equiparen a los trajadores fijos con los temporales por la parte de abajo, resultando que les va a costar la misma miseria despedir a unos que a otros.

Solo para que no amplíen los tiempos de contratos en prácticas ni consideren "diferente titulación" a los títulos de grado y master, de forma que si hasta ahora un joven titulado solo estaba dos años en situación de prácticas, ahora se va a poder tirar, según su situación, hasta siete años encadenando contratos así, en los que le van a pagar como mucho el 75% de lo que le correspondería por derecho. Mientras más se forme uno, y más grados y másters tenga, más tiempo va a estar contratado en prácticas... y con las nuevas Reformas en el despido, a lo mejor te despiden a ti para meter a uno en prácticas, mucho más barato, y que "puede" mejorar la situación de la empresa.

Solo por cosas como éstas se convoca la Huelga, amigo Dublinero... y creo que son lo suficientemente concretas como para no pasar de ella.

Y Lu... perdona que haya dado otro mitin aún mayor que el tuyo. Ya he dicho aquí muchas de las cosas que quería decir en otro post que también quiero escribir en mi blog. Pero hay cosas que es necesario decir, y todos los currantes deberíamos saber que esta Reforma Laboral es un retroceso enorme de todos los derechos laborales y sociales que los que han trabajado antes que nosotros habían logrado darnos con muchos sudores y padecimientos.

Y puede que parezca ingenuo pensar que con la Huelga va a pasar algo (¿sabéis cuantas cosas pasaron con las anteriores?), pero como seguro que no va a pasar nada es no secundándola.

carrascus dijo...

Mientras escribía eso tan largo de antes he visto que se ha metido un comentario del Koloke... efectívamente, amigo... los sindicatos actuales dejan mucho que desear; los hay en mi sector sanitario que incluso van en contra de los derechos salariales de los currantes. E incluso te doy la razón en que no han sabido transmitir el porqué de esta Huelga General. Y sí, antes estábamos muy puteados y no protestábamos... pero ahora lo vamos a estar mucho más si sale adelante esta Reforma... en el comentario anterior he dado algunas razones concretas. Así que creo que si antes no nos hemos movilizado y protestado, ahora es el momento de hacerlo.

Yo no quiero mantener mi status laboral a costa de los de los demás, al contrario, quiero que todos se aproximen a él, que buen trabajo nos cuesta a todos eso de currar... tenemos que llegar a ser iguales por la parte de arriba. Y esta Reforma nos quiere igualar a todos por la parte de abajo, poniendo muchísima más distancia de la que hay entre nosotros y nuestros empleadores.

El rey lagarto dijo...

Iba a decir algo pero veo que Carrascus lo ha dejado bastante claro, esas son las razones por la que se convoca la huelga, no para lavar la cara de los sindicatos ni chuminadas por el estilo, nos estamos jugando el futuro del país, creo que es la primera vez en mi vida que veo un ATENTADO POLÍTICO como el que supone la reforma laboral, la cual va a afectar a cada uno de los trabajadores de este país, estén o no sindicados. Y tener por seguro que si no se consigue nada, vendrán mas huelgas detrás THE TIMES THEY ARE A CHANGING

A todo esos que odian a los sindicatos me gustaría saber en el punto que pensáis que estaríamos hoy en día sin su existencia, que clase de derechos, jornada, salarios etc etc tendríamos. Los sindicatos son el único punto de equilibrio para hacer justicia frente al empresario.

Los comentarios haciendo referencia al sueldo del día me parecen tan lamentables que mejor no mencionar nada al respecto...

Que sepáis que en las 2 ultimas huelgas de este país, si que hubo reculacion por parte de los respectivos gobiernos.

Me da asco la sociedad a la que pertenezco, estoy seguro que nuestros padres no dudarían ni un segundo el hacer huelga y seguro que no argumentarían con gilipolleces el no acudir a la misma. Hemos llegado a un punto en que los valores no existen mas aya del ombligo de uno mismo... Lamentable.

Joder Lu, hoy me has provocado con la entrada, me tienes to el día por tu casa.

Currorj dijo...

Lo que resulta curioso es que vivamos en una tierra (Andalucía) con una tasa de paro cercana al 28% (más de 1 millón de parados), y que aún no se hayan producido movilizaciones motivadas por este drama. Resulta asombroso.

He estado comentado tu entrada con Emilio antes de ir a comer y, aunque aciertas bastante con tus argumentos, resulta harto complejo movilizar a unas masas que ya no se fían de nada ni de nadie (los políticos, que mienten de forma compulsiva; los medios de comunicación, que no destacan precisamente por su objetividad, y que están más preocupados por generar y formar una opinión que de informar; y los propios sindicatos, con un sistema de gestión y funcionamiento totalmente obsoleto y caduco, y que si no fuera por las subvenciones que reciben del gobierno de turno, más de uno ya habría desaparecido, incapaz de sostenerse con las cuotas de los afiliados).

Yo no haré huelga, aunque respeto profundamente aquellas personas que, como tú, aportan una motivación.

juan antonio dijo...

Yo no es que sea muy espabilao, pero esta reforma laboral, nos quiere llevar a derechos laborales Chinos, o sea a trabajar dentro de poco por un colchón y comida y si no todo se andará.Ya que cada vez hay menos estado y mas poder capitalista.
En cuanto a los sindicatos voy a hablar con un poco de conocimiento, ya que fui un delegado sindical, mi experiencia fue nefasta los compañeros que en su momento represente cuando había problemas querían soluciones y cuando la solución no era otra que mojarnos todos….se echaban para atrás, que es lo que pretendo decir? Que queremos mártires, que nos hemos aburguesados y que los sindicatos nos saquen las castañas del fuego…pero nada de esto es posible sin tener detrás a la masa trabajadora, nada es posible sin la fuerza de todos y esto creo que es así.
El dinero que me va a costar la huelga….lo sacare de quedarme un fin de semana sin salir de casa….entiendo a su señora Carrascus

Scott St. James dijo...

Hay que ir a la huelga. Un dia de sueldo no vale nada al lado de demostrar a tanto hijodeputa que nosotros también tenemos poder cuando estamos unidos, y un poder muy a tener en cuenta con la capacidad real de cambiar cosas.

Yo si estoy a favor de los sindicatos aún con todos los errores que cometen, con su poca eficacia a la hora de conectar, explicar y motivar... pero luego lee uno lo de las cervezas y las gambas (perdóname tio, pero me ha parecido brutal) y joder, debe ser difícil. Yo creo que los sindicatos deben cambiar, y deben ser más articulados, ofensivos, directos, activos, ambiciosos, por ejemplo incluso para exigir que un HIDEPUTA DEMENCIAL como el actual presidente de la CEOE sea expulsado de ese organismo y pongan a alguno medianamente decente. Yo no me hubiera sentado jamás a negociar con semejante bastardo, movilizo lo que haga falta vamos.
No me quejaría de mi trabajo ni en 100 vidas, pero siento el compromiso de hacer un mínimo por los demás, por el futuro de mi hija, por la dignidad de las personas que respiran el mismo aire que yo, siento la necesidad de hacerme respetar, y hacer respetar toda una vida de trabajo de mis padres y antepasados que se han dejado los huesos por su descendencia.
Huelga, claro que si. Es el único poder que tenemos.
Cheers

El Txino Cudeiro dijo...

A mi lo que verdaderamente me toca los cojones son los servicios minimos, esa pobre gente no tiene ni derecho a ejercer la huelga, si ya se que los servicios minimos es un derecho establecido pero nunca lo entendere.Una huelga es una huelga con todas las consecuencias, es mas en vez de un dia de huelga deberia ser indefinida para poder conseguir los objetivos marcados, un sacrificio por parte del personal no estaria de mas. En mi empresa las veces que hemos ido a la huelga ha sido indefinida, bien por negociacion de convenio, bien por despido de trabajadores y os puedo asegurar que en un 90% de las veces hemos conseguido el objetivo. Un pais como España es imposible que aguantaria 3 dias seguidos de huelga general, el gobierno de turno acabaria cediendo, en fin es lo que hay...
Saludos a todos.

Koloke dijo...

Estoy encantado con esta entrada, Lu: has conseguido que mucha gente opine y explique sus opiniones con mucho criterio; de hecho, creo que Carrascus ha conseguido hacer lo que no han sabido hacer otros: resumir muy clarito en qué consiste la reforma laboral.

Estos comentarios comentarios me han hecho reflexionar sobre el tema y, aunque siga pensando que los sindicatos (en esta ocasión al menos, Rey) no han estado a la altura de las circunstancias, he decidido ir a la huelga. No por quién la convoca y no por mi situación laboral en concreto (que es muy buena) sino porque con reformas como ésta nos están rompiendo el culo un poquito más año tras año y, en el futuro, cualquiera sabe lo que se les ocurrirá hacer.

Scott, lo de las gambas no te lo tomes en serio, coño, que no ir a la huelga por el sueldo de un día es una gilipollez: sólo quería mostrarme un poco más cínico aún.

Il Cavaliere dijo...

Es que no puede ser que nos interese más la operación de nariz de la Esteban que la nueva atrocidad que quieren cometer. Ya está bien de dejarnos hacer de todo, y lo más triste es que encima nos autoanestesiamos. Poquito pan y mucho circo.
Yo no confío en los sindicatos porque historias, más malas que buenas, tengo para contar un rato. Eso no quita para que también haya gente honesta (no lo pongo en duda ni un instante querido Rey) pero es que ya está bien, joder!.

Pero lo que está claro es que si entre todos no hacemos algo, frente común, nunca conseguiremos nada. Es muy fácil echarle la culpa a todo lo que te rodea mientras te quedas en el sofá.
A todos nos gusta vivir de puta madre, pero nadie nos va a sacar las castañas del fuego, nadie más que nosotros mismos. Y así nos la cuelan un dia tras otro.

Tantos años de lucha (en primera persona) para llegar a nada.
Yo, que paso de peloteos olimpicamente, apoyo lo que cuentas así como la síntesis desarrollada por Carrascus.

Hay que ir a la huelga, SI o SI. Incluyendo a todos esos que cobran por no hacer absolutamente nada, que sólo hacen demagogia y la mayor de sus tragedias es la bajada del 5%.

Ni discos rayados ni ná de ná. Ahora es cuando hay que dar el callo.

Un besazo querida Lu

Anónimo dijo...

Querida Lulú, te felicito por esa magnífica entrada que has hecho y que he leído desde L.A. Eres Pasionaria del s. XXI, pero como soy perra vieja, no puedo ser tan optimista como tú y pienso que aunque el derecho al pataleo te haga sentirte mejor, a la gente "no la moverás" somos demasiado cómodos y superficiales (ya has visto la paradoja del fútbol), pero no cambies, te quiero
Tu suegri

El rey lagarto dijo...

Bon día a tots y a ver esa Lu que entre en el debate cojones.

Me alegro de oír tus palabras Koloke, no podía creer que te quedases impasible ante el atentado que han hecho con la reforma laboral. La explicación de Carrascus ha sido genial.

Ya se están cometiendo atrocidades en su nombre, ahora que las empresas tienen la potestad de descolgarse de los convenios colectivos están tirando ERES para atrás y despidiendo a gente mayor de 45 años para ir saneando sus empresas.
La gente no se imagina el alcance de las medidas adoptadas en al reforma, esto seria motivo de guerra en cualquier otra época de la historia, nos quieren quitar los derechos poco a poco y han empezado por aquí y si les dejamos no se hasta donde podemos llegar, acabando perdiendo todo eso por lo que se ha luchado durante tantos años.

Sobre los sindicatos reconozco que en es sentido si que se han aburguesado, al final han sido el reflejo de al sociedad en la que vivimos, quizás ha llegado el momento de darse cuenta que alguien debe de tirar del carro.
Con respecto a las malas experiencias que pueda tener cada uno, ejemplo los hay en todos los ámbitos de la vida, un sindicato no iba a ser menos. Pero en su gran mayoría su labor es incuestionable y mas que necesaria y valiosa. Lo que tenemos es un problema básico de egoísmo, algo innato en el ser humano y también de ser desagradecidos porque casualmente siempre el culpable de nuestros males es el sindicato de turno, nunca es la empresa ni nosotros mismo, los sindicatos están para lo que están no para hacer milagros ni para resolverle a uno la vida individualmente, tenemos que pensar que el sindicato debe ser algo comunitario y global, para todos no para intereses particulares ni por parte del trabajador ni del propio sindicalista.

lu dijo...

Aaaaaaaaaaahhhhhhh. ¡Os leo y estoy deseando entrar en el debate! Quiero decir mil cosas, a ser posible contestando uno a uno los comentarios, que os agradezco más que nunca, pero ¡no tengo tiempooooo! ¡A ver si puedo esta tarde!

Besos!

carrascus dijo...

Bueno, pues de momento parece que va quedando claro que la Huelga es necesaria... pero todavía quedan las reticencias sobre si va a servir para algo.

La última Huelga General que se convocó, en el 2.002, fue precisamente porque Aznar quería poner en marcha una Reforma Laboral que, como ésta, beneficiaba muchísimo a los empresarios, a costa de derechos fundamentales de los trabajadores.

Y tuvo que dar marcha atrás y no aplicar esa ley. Es decir, que se consiguió lo que se reivindicaba con la Huelga...

Echando la vista atrás podemos ver que con la primera Huelga General que se hizo en 1.977 pidiendo la libertad sindical se consiguió la sindicación libre. Con la de 1.988, aquella tan famosa en la que la televisión se quedó negra a las doce de la noche, se consiguió que retirasen el Plan de Empleo Juvenil y que el gobierno de Felipe González mejorase las condiciones de los funcionarios, ampliase la protección por desempleo de todos los trabajadores, aumentasen las pensiones… y con la del 2.002, la Huelga General que se convocó por unos motivos más parecidos a los de ésta de ahora, como ya os he dicho, se consiguió que el gobierno de Aznar echase para atrás la reforma que quería poner en práctica, con la que pensaba “flexibilizar” la entrada y salida del mercado de trabajo…

Hace ocho años se consiguió. ¿Por qué no ahora?

radio lucientos dijo...

Yo, perdonadme, añadiría un motivo que puede que englobe varios.
¡Por dignidad trabajadora!
Pd. No renuncies a tus discos rayados, ese es otro ámbito...
Saludos

jesusito 100,000 dijo...

Bueno, bueno, bueno... Pues aquí viene la mosca cojonera del materialismo histórico himself a hacer una crítica poco constructiva, porque no veo manera de construir mucho en este tema. Lo de la huelga es en realidad lo de menos, porque la cosa (la cosa es la izquierda institucionalizada, el socialismo, o lo que sea) está podrida a niveles mucho más profundos. Se ganará o se perderá una batalla pero para ganar la guerra hay que hacer las cosas de otra manera. Luego mi arenga es sobre el estado de la izquierda y no sobre si hay que ir a una huelga o no. Y sobre vigas en ojos propios y en ojos ajenos.

El dilema que me tiene muy jodido desde hace tiempo tiene que ver con los instrumentos institucionales que la izquierda utiliza(mos) para alcanzar los fines que se propone. Presentarse como alternativa dialéctica al capitalismo usando estructuras institucionales del siglo XIX es como hacer una carrera en triciclo contra un Ferrari. La representación laboral ha perdido un montón de trenes este siglo, pero ha habido dos de ellos que han significado la sentencia de muerte para el modelo actual como instrumento de transformación social profundo y global:

a) El hecho de que no haya redefinido el objeto de interés del trabajador/la trabajadora al trabajador/ la trabajadora „en potencia“ o „de facto“. Convertir a la institución que se supone que vela por los derechos del trabajador en un lobby del trabajador empleado no sólo frente al empresario sino también frente al desempleado, al empleado por cuenta propia, al pequegno empresario, al ama de casa y al emigrante ilegal sólo ha creado una dinámica de tú-estás-en-el-club-o-no-estás-en-el-club que ha sido mortal para la imagen y el potencial del movimiento sindical.

b) La insistencia en construir estructuras a nivel nacional y no internacional. Si la izquierda hubiera estado preparada institucionalmente para aprovechar el proceso de globalización de la manera que el capitalismo salvaje lo ha hecho, otro gallo nos cantaría. Lo siento mucho, pero que sea más fácil abrir un McDonalds en Madagascar que informar a los trabajadores de Madagascar de los derechos que pueden tener no es culpa de McDonalds.

Un ejemplillo. De la página web de la UGT hay un enlace a „Identidad corporativa de la Unión General de Trabajadores“, repito,“ Identidad corporativa de la Unión General de Trabajadores“ (no os hagáis ilusiones, sólo „podrás descargar los logotipos y manual de la marca si accedes desde una de nuestras sedes u organismo con acceso a la intranet de UGT“), manda cojones, mientras que por mucho que busco no encuentro ninguna idea sobre cómo mejorar las condiciones de trabajo en países africanos (por poner un ejemplo), o de la estrategia a largo plazo en cooperación internacional. No le echo la culpa a la UGT, ya que van a hacer los pobres si estarán preocupados redisegnando su identidad corporativa y comprando servidores para almacenar logos de la sección sindical UGT-Pikolín aragonesa (que existe)… Seguro que McDonalds tiene un plan de expansión internacional muy claro y transparente.

Si no hemos aprendido que es precisamente el nacionalismo (el mismo concepto de nación, me atrevo a decir, porque estoy engatusado por las ideas que Benedict Anderson está poniendo en mi cabeza en mis lecturas matutinas) el que ha echado al traste el suegno de un mundo solidario y socialista, es que hemos pasado el último siglo sin abrir los ojos.

Se acabó mi mitin. Parad el tren que me bajo. Siempre me quedará el trotskismo minimalista postmoderno en el que me he apalancado. We are ugly but we have the music.

lu dijo...

Eso mismo me pregunto yo, Carrascus: ¿Por qué ahora se extiende como la espuma la creencia de que una huelga no sirve para nada? ¿De dónde sale esa opinión? ¿Quién la alimenta? El “desgobierno” y los que nos gobiernan realmente (CEOE, banqueros y demás delincuentes con corbata) están deseando que esta Huelga sea un fracaso, que la gente se desanime pensando que la reforma laboral ya está aprobada y que no queda otra que joderse. ¿Por qué no queda otra? No lo entiendo. La movilización social siempre ha dado sus frutos, gigantes o modestos. Lo que nunca ha servido para avanzar es dar por perdidas las “batallas” antes de lucharlas.
Aitor, espero que estudiando esa carrera de Historia cambie tu opinión sobre la ingenuidad. No sé si has leído atentamente el MAGNÍFICO resumen que ha hecho Carrascus sobre las medidas aprobadas en esta reforma que unos/as pocos/as “jipis” queremos frenar. No sé si te interesa saber más sobre esto, o si piensas ingenuamente que no te lo va a poner más difícil en ese futuro ideal que ves para ti, con trabajo, mujer e hijos. No me considero ingenua, sino realista e inmune al pesimismo. Esta reforma supone una pérdida de derechos laborales y sociales que ríete tú de la nómina de un día. Y como estoy en contra y quiero que tu futuro sea de puta madre, ejerzo mi derecho a hacer presión para impedirla con todas mis fuerzas, por dignidad, por coherencia y porque me sentiría como una mierda no intentándolo. Yo, como otros compis que han comentado por aquí, no tengo ninguna queja de mi trabajo, me gusta mucho lo que hago y no pido más para mí. ¿Tan risible te parece nuestra solidaridad? Pues que sepas que conozco a gente que no sólo renuncia a su nómina el día 29, sino que además trabajará para no dejar tiradas a las personas que atiende. ¿Cómo te quedas?
Con esta entrada quería hacer hincapié en la poca importancia que le damos a las cosas realmente importantes, y en cómo perdemos el tiempo en el circo, como bien dices, Cava. ¡Pero es que encima en ese circo los payasos somos nosotros/as y no Belén Esteban! ¡Y no nos damos cuenta! Fue un vómito, no me salió hablar de las medidas concretas de la reforma, entre otras cosas porque no las conocía tan a fondo. Ahora, con las aportaciones de Carrascus, veo que estamos mejor informados y ¡el Koloke hasta cambia de opinión! (¡flipa, suegra!), cosa que me alegra supinamente y que yo sola no he podido conseguir. Me doy con un canto en los dientes. También me anima mucho saber que hay entradas previstas en otros blogs (Juan Antonio, ¡no conozco el tuyo! ¡déjanos un enlace!). A ver si entre todos/as conseguimos remover a más gente. A mi hermano el dublinero, por ejemplo, que anoche estuve con él y sigue dudando el tío, jajaja.

lu dijo...

Rey, no te tomes lo del asco como algo personal, vida, que era parte del vómito... Mi crítica va en la línea de la de Scott... Para nada quiero enmierdar a los sindicatos y menos ahora. Creo que deberían tener más fuerza, y que son los artífices de muchos logros laborales y sociales, por supuesto. Pero también considero que tendrían que hacer una autocrítica profunda y renovar muchas cosas de su funcionamiento para volver a ganar esa fuerza y esa credibilidad que han ido perdiendo: es alucinante que hasta los/as propios/as trabajadores/as despotriquen más de los sindicatos que de la patronal (!!!!). Eso habría que analizarlo... La han cagado con tanto pacto social, confiando en que “el del talante” es de izquierdas, y se han olvidado de que ése NO ES el que gobierna. La prueba está en que como medidas ante la crisis se recortan gastos sociales y se reforma el mercado laboral EN SU BENEFICIO Y EN DETRIMENTO DE LAS YA DE POR SÍ PRECARIAS CONDICIONES LABORALES DE LOS/AS TRABAJADORES/AS, pero no se acomete una reforma de los mercados financieros, ni de la fiscalidad de las rentas altas y del patrimonio, etc., etc., etc. Pero ya te digo que considero VITAL la existencia de los sindicatos (aunque me gustan más unos que otros) y me sumo a la convocatoria, faltaría más. Sé perfectamente de qué lado estoy.
Efectivamente, la reforma laboral es sólo uno de los frentes abiertos. Se avecinan más putadas, y como dejemos pasar ésta... en peligro las pensiones, los servicios públicos y otros derechos que hemos ido adquiriendo con el esfuerzo de muchas personas. Mientras los payasos del circo seguimos dudando si liarla o no, los chungos siguen moviendo fichas en el tablero...
http://periodismohumano.com/economia/clece-las-guarderias-de-florentino-perez.html

Sobran los motivos para la Huelga General y para acometer más acciones individuales y colectivas. El Txino Cudeiro (¡bienvenido!) tira alto, pero yo creo que a corto plazo “los tiros” deberían ir por ahí... Lo siento, Joserra, pero mi revolución no es violenta, jajaja, conmigo no cuentes para cortar cabezas...
Mis queridos Sardá y Curro... me encantaría conocer vuestros motivos para no secundar la Huelga, aquí o en vuestros blogs... seguro que son interesantes y nos montamos un partido de tenis dialéctico estupendo, jajaja.
Gracias por aportar otro motivo más, y tan importante, radio lucientos. También lo comparto. Mi dignidad es mía y sólo mía, y me la respeto que te cagas.
Jesusito, tu intervención me parece interesantísima, pero ahora mismo no puedo más... Necesito desconectar un poco...
Muchísimas gracias a todos/as. Sobre todo a Carrascus (¿cómo se te ocurre pedir perdón por ese pedazo de mítin? GRACIAS, COMPAÑERO) y a las personas que habéis comentado por primera vez.

Paco dijo...

Descansa,Lu,y pasa del vídeo del viernes.Nos da igual que mañana pongas el vídeo del sábado.Con respecto al tema gordo,hay que reconocer que motivos de sobra tenemos para ir a la huelga.No hay dudas.Pero... ¿y los que se dan para no hacerla? ¿No son también demasiados?El problema es la raíz del mismo.¿Exigimos todo lo que deberíamos?¿Por qué no hacerla por el hambre en el mundo?¿Por qué no por la educación en vez del adiestramiento de nuestros niños y niñas y adolescentes?¿Por qué no por los derechos de los animales?¿Y por la Contaminación?¿Tememos que iríamos tres o cuatro mil?¡Iríamos muy poquitos!...Ese es el problema.Somos muy poquitos.PD:Aún no sé si voy a ir a la huelga.Magnífico post,Lu. Excelentes comentarios.Perdona el mío,demasiada nocturnidad...

juan antonio dijo...

Si pinchas en "radio lucientos" esta mi entrada y la de mi socio de blog, yo no tengo esa capacidad tan visceral como la tuya (pero hago lo que puedo)

jesusito 100,000 dijo...

Una cosa que se me quedó en el tintero ayer. Amigo Lagarto, tu pregunta retórica "me gustaría saber en el punto que pensáis que estaríamos hoy en día sin su existencia [de los sindicatos], que clase de derechos, jornada, salarios etc etc tendríamos" es engañosa.

Para evaluar una inversión de recursos (en este caso financieros, personales, de esfuerzo..) no hay que comparar el resultado con lo que hubiera ocurrido si no se hace la inversión, sino con lo que hubiéramos sacado de una inversión alternativa.

Si reunimos 400 euros y yo quemo 399 no puedo decir "estamos mejor que antes porque tenemos un euro más", sino "lo que hemos hecho ha sido una mierda".

Me puedo imaginar una docena de construcciones institucionales que hubieran conseguido más derechos para los trabajadores con los resursos que hemos invertido en el edificio sindical tal como lo conocemos.

El rey lagarto dijo...

Dudo mucho sobre tu argumento jesusito. Que se podrian haber conseguido mas cosas, claro, si la cuestión es pedir y que aquí no las traigan todas. La lucha sindical no se demuestra desde las grandes cabezas se demuestra desde la base, desde le primer al ultimo trabajador, nuestra única fuerza es la unión de todos y cada uno de nosotros, nuestro musculo y masa social, lo demás son quejas sin sentido y peticiones absurdas, no olvidemos que el que tiene la ultima palabra siempre es el gobierno y la empresa. Pero pedir es muy fácil.

Lu, coincido contigo en lo que dices, no tengo tiempo, me voyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

besets

lu dijo...

Paco, efectivamente el meollo está en la raíz. Nombras problemas como la pobreza, la educación o el medio ambiente. Para mí no son más que síntomas de una enfermedad muy grave: el propio sistema en el que vivimos. Para los capitalistas este sistema es el mejor, cómo no, el más eficaz. Pero para mí no es racional un sistema que da plena libertad de movimientos al capital y no a las personas, que consiente el hambre, que derrocha recursos, que destruye la naturaleza, que vulnera los derechos humanos más básicos como el acceso a la salud...(podría llevarme horas escribiendo, así que paro). Quiero otro. Y para construir otro sistema más justo y racional, hay que empezar por los cimientos, que somos las personas. Creo que si no nos gustan las cosas tenemos que ponernos manos a la obra y tratar de ser coherentes en las decisiones que tomamos diariamente: dónde depositamos el dinero, qué tipo de empresas promovemos, cómo consumimos, a qué dedicamos el tiempo libre, somos o no somos solidarios ante una convocatoria de huelga general...

Ahora mismo me paso por vuestro blog, Juan Antonio.

Bueno, bueno, bueno. Jesusito "el economista" con toda la cuerda dada. El argumento de los 400 euros sí que me parece engañoso. Y además pobre para venir de ti... Ya te digo que hay que hablar de los sindicatos, de la izquierda y de todo lo que planteas. Mucho. Pero por mi parte lo voy a dejar para después de la Huelga, creo que no es el momento. Eso no quita que tú hables de lo que quieras, churrita. Tomo nota de todo para debatirlo más adelante muy constructivamente.

El tiempo, el tiempo, Rey... Yo hasta la bola, y es sábado... Cuando he leído el "Descansa, Lu" de Paco me han entrado ganas de llorar...

Sardá dijo...

ESta es mi contribución al debate, como prometí:

http://conquistafelicidad.blogspot.com/

Por cierto, he leído muchas cosas interesantes por aquí (con muchas no estoy de acuerdo). Lu, tienes un blog cojonudo, y te rodeas de gente muy interesante.

No me extraña,

besos

jesusito "el economista" 100,000 dijo...

Hombre, mi ejemplo no era muy refinado, pero deja lo que quería decir claro, que es para lo que estan las verbigracias. Tengo otros ejemplos más sofisticados en forma de copla de pie quebrado, pero me las reservo para cuando hablemos de Foucault.

Por lo que leo en el blog de Sardá estamos de acuerdo en un par de temas...

carrascus dijo...

Amigos Jesusito, Paco y Sardá (que he leído tu blog); todo lo que decís es muy razonable, pero son cosas que, como dice Lu, hay que analizar después de la Huelga. Jesusito se puede “imaginar una docena de construcciones institucionales que hubieran conseguido más derechos para los trabajadores con los resursos que hemos invertido en el edificio sindical tal como lo conocemos”…. y yo también me las puedo imaginar a la vez que me imagino un mundo feliz donde no existiesen los problemas laborales. Pero eso pertenece al mundo de la utopía, lo que tenemos hoy es esto… y ya que nos han quitado 399 de los 400 euros que teníamos, vamos a procurar que no nos quiten el que nos queda y vamos a procurar también sacar provecho de este euro. Cuando lo tengamos bien invertido vamos a dar por culo todo lo que podamos a los que nos han quitado los demás, incluyendo a los de los sindicatos.

Paco nos dice que no va a esta huelga porque no hemos ido a otras para intentar cambiar otras cosas igual o más importantes que las que reivindicamos ahora. Y yo creo que una cosa no quita la otra. Las huelgas tienen más posibilidades de tener éxito cuando se hacen contra algo que cuando se hacen a favor de algo. Ésta de ahora es muy concreta, y la hacemos contra el Gobierno, para que no aplique una serie de medidas laborales que nos van a fastidiar, igual que ocurrió hace ocho años y el Gobierno de entonces entendió el mensaje, vio lo que tenía en contra y dio marcha atrás.. Ya tenemos fecha y motivos concretos para ella. Luego podemos hacer más huelgas por lo que tú dices… ¿pero contra quien las hacemos? Podemos movilizarnos contra la contaminación… pero contra quién protestamos concretamente…? Porque si solo vamos diciendo no a la contaminación, nadie se va a dar por aludido… ¿y quién la va a convocar? Cuando alguien convoque una huelga contra el hambre en el mundo, yo me apuntaré…¿pero contra quién vamos a protestar…? ¿contra el Gobierno español que no lleva alimentos a Africa…? Yo no creo que seamos tan poquitos, pero necesitamos unirnos de alguna forma y en algún momento… por eso los sindicatos, aún estando tan demonizados con mucha razón, son necesarios, porque al menos ellos saben que hay algo que nos va a fastidiar y nos convocan para protestar por ello…

Sardá no va a la huelga, porque ésta solo es para defender unas cosas que tenemos los trabajadores, que en realidad no son derechos, sino privilegios. Y que estamos muy bien en relación a otros colectivos, como los autónomos. Vale, yo he sido autónomo desde 1.981 hasta 1.995 y sé que su situación es mala… convocad una huelga e iremos a ella, no te quepa duda, porque al fin y al cabo en nuestra vida todos dependemos en algún momento para nuestro bienestar de un autónomo o de una PYME… y lo Bertol Brecht es como los refranes, que se puede usar a favor y en contra de la misma cosa; tú escribes: “"Primero fueron a por los gitanos, pero yo no hice nada, porque no era uno de ellos. Luego...” supongo que esos puntos suspensivos querrán decir: “luego fueron a por los autónomos y yo no hice nada…”. Pero la cita también la he visto de ésta otra forma: “Nosotros esperábamos a que se manifestasen otros, a que protestasen otros, a que fuesen a la huelga otros. Y casi sin darnos cuenta nos habían despedido a todos sin que nadie dijese nada…”.

Que todo está muy mal es algo que sabemos todos de sobra. Que las izquierdas no son lo que debían ser, también lo sabemos. Pero es que todo ese fondo tan chungo que nos rodea es otro motivo más (si no el principal) para ir a la huelga. Y sigo en otro comentario que en éste ya no caben más letras…

carrascus dijo...

Quillo, que la protección social se deteriora cada vez más. El crecimiento del gasto público social desciende en toda Europa, y sobre todo en España, que aparte de los cinco años que duró la burbuja inmobiliaria, en que se interrumpió este descenso, ha hecho que estemos a la cola de la Europa social. Tú dirás que los trabajadores de aquí somos los mejor pagados cuando nos despiden… pues olé nuestros güevos que hemos conseguido eso, pero es que los currantes de aquí hemos tenido en los últimos años una disminución de los derechos laborales mayor que cualquier otro país de la Europa comunitaria, y tenemos, por si eso fuera poco, el gasto público social por habitante más bajo de la Comunidad… y ahora, encima, de ese gasto público tendrá que salir también la indemnización de nuestro propio despido… ésa que dices que es tan alta.

Toda la clase trabajadora está viendo disminuir constantemente su capacidad adquisitiva, y eso está siendo la principal causa de que las familias nos vayamos endeudando cada vez más… mientras tanto, los beneficios empresariales aumentan. Mientras en la Europa de la zona euro, en los últimos diez años, estos beneficios empresariales han aumentado más de un 42 por ciento, en España sus beneficios netos han sido del 73 por ciento (casi el doble, tío); y mientras que los costes laborales de las empresas europeas han aumentado un 17 por ciento, aquí en España solo lo han hecho un 3,7… tiene cojones la cosa o no? Los empresarios se enriquecen más que en cualquier otro país de Europa, e invierten una cuarta parte menos que ellos en mejorar las condiciones laborales de los curritos que les propiciamos esos beneficios.

Y de todas las empresas que obtienen beneficios, las que más obtienen son las financieras… y eso es porque basan su riqueza en el endeudamiento de las familias, y en inversiones muy especulativas, como las inversiones inmobiliarias, que durante los cinco años que antes mencioné se convirtieron en el motor del crecimiento económico del país. Pero esa burbuja explotó creando un enorme problema económico, además de dificultar muchísimo el acceso a los créditos por parte de los trabajadores… y de las pequeñas y medianas empresas… así que haced el favor de no culparnos de vuestros males a nosotros, los trabajadores por cuenta ajena, sino a los supervisores del Banco de España y los que especularon tanto para crecer de esa forma tan ficticia.

Y ahora vamos a hablar de política si quieres… la culpa de que ocurra todo eso tan largo y pesado que he expuesto la tienen las políticas neoliberales, promovidas por las grandes intituciones de la Comunidad Europea y sobre todo por el Banco Central Europeo, controlado por las derechas que forman los cristiano-demócratas y los liberales. Ellos manejan tanto dinero y tantas golosinas que se apuntan al pensamiento neoliberal hasta los partidos que tendrían que ser de izquierdas, como el PSOE español, abandonando para ello todos los elementos claves de la tradición socialdemócrata… y por eso estamos ahora así, luchando contra la desregularización del mercado laboral, la reducción de la protección social, el aumento de las desigualdades sociales (que nunca había sido tan grande en los últimos 20 años), la privatización de los servicios del bienestar, la reducción de los beneficios laborales y sociales… y más cosas que a esta hora de la noche y con medía tajaíta no se me ocurren…

En resumen, que el mundo empresarial y financiero, y los que tienen rentas enormes han creado una crisis que ahora están aprovechando ellos mismos para conseguir lo que siempre han estado deseando, debilitar todavía más y más al mundo del trabajo, al cual pertenecemos todos nosotros. Y por eso hay que conseguir una protesta masiva el día 29… no para echar a Zapatero y que entre Rajoy (por Dios! que todavía sería peor), sino porque las izquierdas cambien sustancialmente; y sobre todo los gobernantes de izquierdas.

lu dijo...

Siempre me ha gustado eso de juntarme con gente interesante, Sardá. Contigo, por ejemplo. He leído tu entrada y, aunque comparto muchas de tus ideas, llego a algunas conclusiones bien distintas. Ahora mismo no tengo tiempo, pero ya comentaré en tu blog.
Muchos besos, corazón, I miss you too.

Jesusito, no sé si conoces personalmente a Sardá... Hacíamos juntos El Especulador en la facultad con Osantonio, Armando,... Una cabeza grande en todos los sentidos, jajaja.

Ay, Carrascus, tus comentarios son para enmarcarlos, amigo. También me apetece meterles mano, pero necesito sacar un ratillo...

Quería decirle algo a mi suegra, que se me quedó en el tintero. Mira, suegra, Carrascus también es perro viejo, pero en lugar de tirar la toalla, aprende de la experiencia vivida y encuentra motivos para no apalancarse. Alucino con tu pesimismo, cuando sé que has luchado mucho para conseguir aquello de lo que ahora disfrutas y te has ganado a base de trabajo y reivindicación. Yo, cuando tenga tu edad, también quiero tu pensión, y que los/as hijos/as de Aitor (y de todo el mundo mundial) puedan irse a L.A. a estudiar con una beca y no les falte un perejil. La expresión "derecho al pataleo" no me gusta, suena a rabieta infantil, y no es eso lo que me mueve. Yo también te quiero, y lo sabes, pero te me aburguesas, suegra, te me aburguesas. Ya no vienes conmigo a las manis ni nada de nada...

Besos!

Paco dijo...

En la postdata, amigo Carrascus, decía que aún no sabía si iría o no (mis amigos me llaman dudaeterna). Nunca dije que no. De hecho, acabo de publicar en mi blog que se acabaron las dudas (a lo mejor estos comentarios me han ayudado):YO TAMBIÉN VOY.¡Qué coño!

Sardá dijo...

Aprecio el punto de Jesusito y el de Paco (del comentario d eLu sobre la cabesita me guardo una freca que largarle cuando se digne a tomar una cerveza con su colega), y no me cabe duda que entre la cosa de las altas finanzas, que las pocas veces que frecuento me deja un regusto amargo, tiene tela.
Pero sigo pensando que es necesario un nuevo paradigma en el que el empleado se haga emprendedor, y el empresario baje a la tierra. Sólo juntos lo superaremos.
De lo contrario, y es muy jodido decirlo, el trabajador español, que se limita a cumplir órdenes y a tenor de lo que dicen los índices de productividad, es caro. Así de simple; y que conste que conozco mucha buena gente que se deja los cuernos y las meninges en el curro.
Pero no hay caso, en general nos importa un huevo, y el trabajo nos parece una condena y un mal necesario. Y así, se nos van a cepillar el estado del bienestar.
Toca ser un poco más protestantes y un poco menos mediterráneos. Y mando depaso un recadito para la mujer hispana: cuando se tienen 25 o 30 años hay que procurar labrarse un futuro, hay que moverse, hay que arriesgar, es el momento de ser valiente. No de "colocarse", ni comprarse un piso.

Y que conste que mi Lu desde luego puede estar en las antípodas de este cliché; al tiempo que sabe que dos tetas tiran más que dos carretas y que el pavo hispánico se ha aburguesado mortalmente, y así nos luce el pelo.

Innovar, EDUCAR y arriesgarse, esa es mi receta, y por eso saldría yo a la calle (y ya de paso, PROPONGO SALIR)

Abrazos

Il Cavaliere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Il Cavaliere dijo...

Bueno Lu, descansa de verdad que te lo tienes más que merecido.

Tienes que estar muy contenta, has conseguido que la cosa rule y alguno habremos conseguido para la causa.

Ya te conté que me gustaría poder explayarme a gusto pero más de cinco minutos delante de la pantalla todavía son muy perjudiciales para mi.

Yo lo único que he podido hacer han sido colgar unos tristes videos...jajaja. Y por primera vez en 2 años y pico, he desactivado los comentarios. Veo como está el percal y no quiero que nadie se sienta obligado a NO comentar y se delaten sus posturas. Lo ideal sería que cada cual dijese lo que le viniera en gana pero hay mucho silencio, demasiado, entre los amigos. No digo más. Jaja

Un besazo Lu, mucha fuerza y olé nuestros cojones!

lu dijo...

Cava, yo tampoco debería estar delante de la pantalla... Soy mi peor enemiga, cada día lo tengo más claro. Otro besazo para ti.

Bueno, David, te contesté ayer en tu blog. Mejor seguimos el debate allí, que este comentario de las tetas y las carretas, las mujeres hispanas y ser menos mediterráneos... me cuesta pillarlo a estas alturas, la verdad.

¡Ese Paco! Me alegro mogollón, compañero.

Carrascus, coincido en la idea de que los movimientos sociales de izquierda tienen que plantearse objetivos concretos para avanzar. Este tema me interesa muchísimo, pero lo dejo también aparcado para después de la Huelga. Lo siento, pero no podemos arreglar el mundo en dos días, jajaja. Planteémonos objetivos a corto plazo, y creo que en este momento el objetivo debe ser la Huelga, que es pasado mañana. Por lo que le he entendido a Sardá, él no va a hacer huelga porque considera que las medidas que contempla esta reforma son necesarias, que los costes laborales son altos y la productividad baja. Entiendo entonces que no la secunde, por supuesto, pero no estoy para nada de acuerdo: no creo que la productividad aumente reduciendo los costes laborales. Puede que los costes de un despido en este país sean más altos que en otros (olé, en algo teníamos que destacar, ¿no?), pero no podemos olvidar que el gasto social en España es de risa comparado con otros, y que la protección social es bastante miserable. Yo flipé con las ayudas en Austria para el acceso a la vivienda, para tener hijos/as, etc. A ver si Jesusito nos puede alumbrar un poco, que a mí eso de buscar datos me aburre tela. Le he contestado a Sardá en su blog que a mí tampoco me gusta la situación tan precaria de los autónomos ni esa equiparación que se suele hacer del empresario con el lado oscuro: la actividad emprendedora debería estar mejor vista. Yo critico a los capitalistas, no a los empresarios. Me explico y recurro al “copia y pega”, que no doy abasto: una persona o grupo de personas que decide emprender una actividad económica que genera empleo (aunque sólo sea el suyo), que dinamiza el tejido social y económico de su entorno, que ofrece un producto o servicio necesario y útil para la sociedad, sin contaminar y sin putear, me merece el más absoluto de los respetos. Esa actividad hay que fomentarla y mimarla. Pero cuando una persona o grupo de personas se unen para jugar al monopoly con el dinero de los demás, o utilizan su poderío económico para especular aquí y allá sin generar ni empleo ni bienestar, sólo para acumular más riqueza, deslocalizando empresas para aprovecharse de los recursos naturales y humanos de aquellos países con una legislación más laxa, etc., etc., etc., eso no me gusta, no creo que deba fomentarse ni mimarse, sino más bien castigarse.

He sido “empresaria” (¡pecado! jajaja) y me siento muy orgullosa de la experiencia. Pero mejor lo cuento en el blogin´, que veo que el debate ha ido más en esa línea y el ambiente está crispadillo...

Anónimo dijo...

La huelga no soluciona nada y menos con estos putos sindicalistas de mierda que nos representan. Son basura y nosotros marionetas. Europa es la que manda y ZP a bajarse lso pantalones.


Juan.

El rey lagarto dijo...

Lo peor de ser un puto sindicalista de mierda es que tenemos que representar a gentuza como tu Juan. La suerte que tenéis es que los derechos conseguidos se aplican tanto para los trabajadores de bien como para los indeseables...