miércoles, marzo 24, 2010

Hoy desayunamos... TOSTADAS





Por una vez vamos a desayunar, que es lo que pega a las 8 de la mañana. Hay tostadas para todos/as, sólo tenéis que elegir qué le vais a poner a la vuestra.

La receta del pan, aquí.

21 comentarios:

Erik dijo...

Mmm, pa de pagés torrat... lo clásico sería ponerle tomate, aceite y sal, para hacer el ya clásico "pa amb tomàquet". Pero claro, yo soy un catalán raro y más soso que Satán en una piscina, así que a mí me gusta el pan tostado solo.

Buen día, un beso.

MaeseRancio dijo...

Los sábados, domingos y fiestas de guardar mi desayuno es tostada (si hay suerte de pan de pueblo que me trae un amigo de su ídem) con aceite puro de oliva virgen, tomate y un poco de jamón.

Los días de curro solo tomate y aceite pero del perrillero que ponen en el bar.

WOOD dijo...

Tostada forever, con tomate restregado y zumo de naranja natural!!! Soy animal de costumbres fijas, y que dure. Besos.

L´Esbarzer dijo...

Vaya, y yo te leo a estas horas, que son las de comer, jejeje.

Yo con tomate, aceite y sal. Una secallona (embutido muy similar al fuet, pero más seco, más magro) podría estar bien. Pero me decanto por desayunar pa amb tomàquet con anchoas en aceite!! y acompañadas de una tinto un pelín suave, que es el desayuno!!!

Besos!!

merro dijo...

JAMONNNNNNNNNNNNNNN,
mataba por una lonchita

Lu, por que no pruebas a mandarme una tostaica ya preparada al mas puro estilo Robe? Igual cuela...

lu dijo...

Pues un poco sosa sí que es tu tostada, Erik, pero si te gusta así, baratito me sales.

Maese, en mi casa esa tostada sólo se come en navidad, que es cuando nos visita el sr. jamón. Para mí es la mejor del mundo. Y el aceite, cuanto más oro líquido, mejor. En algunos bares ponen aceite de coche usado, creo.

Mmmmm, Wood, es verdad, el zumo natural que no falte!

Este blog está lleno de artistas. Mac hasta se trinca unas anchoas y un vinito. No puedo con vuestra maestría, qué bueno!

Merry, mejor te llevo yo la tostada, ve preparando un café aguao de esos. Oye, acabo de llegar del hospital: Ignacio ha tenido ya a su segunda niña, ¡ole los chochetes! Después de Julia, Ángela. La llamaremos Angie, por supuesto. Una beatle y otra rolling. Guapííísima. Y con un pan debajo del brazo. Soy una tita feliz!!!

Besos y achuchones!

L´Esbarzer dijo...

Sabes ya que AD/DC tocan en Bilbao después del Azkena en Vitoria? mmmm, piénsatelo!!

lu dijo...

Yo me cago en todo, Mac, se ha confirmado lo de acdc en Sevilla. No sé qué hacer, estoy recibiendo presiones por vía interna para que no le ponga los cuernos a Angus. Chantaje emocional del heavy. No puedo con estos dilemas, vivo sin vivir en mí y muero porque no muero. Y para rematar encima también se ha retrasado un concierto de Serrat que estaba previsto para abril a esa misma fecha, toda contenta que estaba yo con mis entradas para invitar a mis papis.
De verdad que no sé qué hacer. Creo que me voy a dar dos días de reflexión y sólo voy a escuchar dylan y acdc. Todo para al final echarlo a suertes, ya verás. Mierda puta.

Koloke dijo...

Yo mañana me voy a clavar una de esas rebanadas (literalmente: será una del pan de esa afoto) con una pincelada de aceite vírgen extra (lo único vírgen que queda en esta casa, me temo) y unas rodajitas de morcón ibérico (el gran olvidado de los embutidos)

Koloke dijo...

Ya me la comío.
Güenísima.

ana dijo...

Tomate, por supuesto!! Pero 'sucado', no ese pseudo tomate triturado que te ponen en los bares! Hay que reivindicar el mancharse los dedos restregando el tomate contra el pan!!
Por cierto, esas tostadas tienen una pinta estupenda ;)

Besines!

Jah Work dijo...

Buenas lu!!

pues yo hoy le he puesto tomate, aceite, sal y un huevo frito jejej creo que es la segunda vez en la vida que lo hago...y tan bueno que está!!! a veces me levanto con hambre de huevo frito jeje

weno que se me va la pinza!!

lo normal es que le ponga mantequilla y mermelada!!

un beso lu!

carrascus dijo...

Yo soy de los de Ana, de los que restriegan el tomate por el pan...de pueblo, claro, yo lo compro por encargo en una tiendecita de la Papachina; digo el pan... aunque el tomate a veces aprovecho y lo compro en la frutería que hay justo en la puerta de al lado, que el señor verdulero los cultiva él mismo en sus parcelas de La Verea.

Después les restriego también un poquito de ajo, le echo el aceitito y le pongo jamón abundante. Después lo corto en tiras de dos dedos de anchas, que se pueden comer de un bocado o dos, dependiendo de su longitud... y a disfrutar. Si es en el desayuno, con un cafelito; si es en la cena con algún vinito bueno, o con cerveza muy fría...

Eso en casa, claro. En el curro, la tostá hay que hacerla con un mollete del horno de San Buenaventura (que es el pan que nos traen todos los días para los pacientes y nuestro uso) y ponerle lo que pille. Hay veces que la cosa anda escasa de víveres porque nadie ha repuesto aún y es placer de dioses echarle a la tostada solamente un poco de aceite y azúcar (como en la meriendas de los años '60) o un poco de aceite y el zumo de media naranja exprimida con la mano directamente sobre el pan, que es lo que he leído por ahí que hacían los jornaleros de los olivos.

Habrá algo más rico que el pan bueno, joé!?

lu dijo...

Tengo haciéndose en el horno un bollo preñao, Koloke... No te digo más.

Hola Ana! Bienvenida a tu casa. El tomate restregao es un 1 en la quiniela, ¿eh? Casi todos/as coincidimos.

Jah, veo que vienes guarrete de NY, con ganas de fritanga nada más levantarte, jajaja. Di que sí, el desayuno tiene que ser la comida fuerte del día.

Carrascus introduce el ajo, del que soy gran defensora porque engorda el desparpajo. Me encanta. Y con instrucciones hasta para cortar el pan. Cuánto crack hay por aquí suelto... Yo suelo batir el tomate, con zumo de aceituna y sal, en vez de restregarlo. Lo probaste cuando viniste a casa, es una chorrada pero exquisita.
Oye, y no mientas, que en el frigo de tu curro sólo hay tulipán y más tulipán y venga tulipán. Lo cual abre otro debate: ¿margarina o mantequilla?

Nunca he probado eso de exprimir la naranja sobre el pan... mmmmmm. Qué hambre, y encima el olor que sale del horno...

Besos!!!

Koloke dijo...

Una de mis preferidas: refriegue de ajo, pincelada de aceite de oliva, rodajas de tomate de Chipiona, otra pincelada de oro vírgen, sal maldon y mantita por encima de queso viejo cortado finito.

Lu, el bollo preñao te lo vas a llevar al curro, so perranca. O me haces otro o a tu madre vas.

Y, por supuesto, mantequilla, siempre: la margarina es un invento del diablo. Y al que me diga "es que cuesta menos untarla" le diré lo mismo que al de "prefiero Nesquik porque el Colacao no de disuelve bien", es decir: "¡te qui ya!

carrascus dijo...

Lu, mujeééé... no digas que miento. Esas tarrinas de tulipán son en su mayoría para los pacientes, que solo pueden comer (debido a su enfermedad, no a nuestra tacañería) cosas muy limitadas. Lo que ocurrió es que tú estuviste en mi clínica a final de mes, y en esos días los abastecimientos están bajos, porque lo que se compra con los diez euros que ponemos cada empleado se va agotando, y hasta el 30 o 31 (o el 1, o el 2...jejeje) no se vuelven a rellenar los forleidis. Pero (casi) siempre tenemos patés, chacina, aceite, tomate, naranjas, conservas, quesos de untar...

Koloke, ya que hablo de mi curro, allí también hay una de ésas del Nesquick y los grumos del Cola-Cao... y sí, es la típic enterá antipática que suele saber de tó y opinar de ellos ex-catedra, jejeje... te comprendo muy bien.

MaeseRancio dijo...

Ni margarina, ni mantequilla. Manteca colorá con tropezones untada en una tostada igual de grande que la alpargata de un payaso.
Eso de la tostada como la alpargata de un payaso lo escuché en un viaje a Madrid a ver un concierto de esos que organizaba Álvaro.

Y el pan con aceite y azúcar no era solo de los 60, Carrascus. También lo comí yo en los 70.
Y una merienda que comía pero que ahora solo de pensarla se me revuelve el estómago era medio blandito, pero no cortado a lo largo, al que se le quitaba un puñado de miga, se rellenaba el hueco con leche condensada y se volví a tapar con la miga.

Pero mi merienda estrella de niño eran los bimbollos con nocilla... mmmmm qué ricos.

carrascus dijo...

Lo de cortar la miga y rellenarlo también me lo hacía mi madre cuando niño, pero me lo rellenaba con aceite y azúcar. Y no un blandito, sino media viena, la parte de arriba que es más cóncava. Y estaba muy rica la merienda así, sobre todo si el presupuesto daba para haber comprado una tableta de chocolate y acompañar el pan con una onza.

Rosalía dijo...

ummmmmmmmmmmmmmmmmm (onomatopéyica q está una)

P.D.: yo a la tostá le echaba de tó! q pinta, Lu!

bsos!!

lu dijo...

Koloke, y qué me dices de la peña que lee el abc "porque tiene grapas"?

Carrascus, si yo lo sé que en la clínica tenéis de todo... Hasta whisky!

Rancio, se me han saltado las lágrimas al leer lo del medio blandito, qué nostalgia más grande. También es que me acabo de comer una torrija de mi madre...

Rosalía, cuando quieras te vienes a desayunar, vecina.

Besos tiernos como miga de blandito.

Anónimo dijo...

¡Qué buena pinta! ¡Yo con jamón y aceite!