martes, diciembre 18, 2007


Trabajar con resaca es lo peor.

7 comentarios:

nono dijo...

Dímelo a mí. Hace unos meses me cogí una tajá mu grande mu grande un martes por la noche. Me acosté sobre las cuatro, y a las siete estaba yo puntual en mi trabajo. El problema radicó que en lugar de resaca estaba cegaturro y aparcando al llegar al curro metí el coche de mi vieja en una zanja ¿¿¿¿...???? Para sacarlo necesité la ayuda de tres currelas empujando y un camión con una soga tirando del cochecito leré. Uno de los currelas que me ayudó era mi jefe, que mu mu serio me dijo de inmediato: "ar trabajo no se viene tajao", a lo que yo le respondí papao y compungío: "Po zí, pero tú tampoco des ejemplo, que la semana pasá venías peó que yo" A partir de entonces empezamos a llevarnos algo mejor... Fin de este bonico cuento mañanero

penelope tejiendo borrasha dijo...

¿tú no eras la que estabas el otro día conmigo en un tugurio con dos copazos y me decías brfgrggg y nsgshblasdjj y yo te respondía pos brrrrffe y jekejkjsb?
jajaja es que no se puede ser tan golfa

Inma dijo...

No entiendo nada. Golfa, ¿quién? ¿Nono? Nono es Antonio, vamos, eso creía yo...

lu dijo...

Nada que ver, penelope es otra golfa distinta. Yo, como siempre, rodeada de lo mejorcito de cada casa...
ABAJO EL GARRAFÓN!!! QUE ME DEVUELVAN MIS NEURONAS!!!

Inma dijo...

Ay, Lu, sigo con el chocho hecho un lío...

lu dijo...

Yo=lu=golfa
Penelope+lu+garrafón=papa gorda+no recuerdo el tugurio+fvgecoq ydfgD

Inma dijo...

Aaah!!!