martes, junio 19, 2007

Visiones

13 comentarios:

nono dijo...

¿¿¿¿¡¡¡¡....!!!!????

jesusito de los alpes dijo...

muy creepy. gespenstlich, que dicen los germanoparlantes.

lu dijo...

Sí, Nono mío, tu señora es un hibrído entre la novia cadaver y Baby Jane. Siento que te hayas enterado tan tarde.

Querido Jesusito
Cómo se nota que ya has conseguido la cátedra...Te estás tocando los huevos a dos manos, mi vida. ¿Ya no haces series temporales?

Koloke dijo...

Pues en su página güeb pone que está tol día publicando y nosequé de workshop, que es como los alemanes llaman a rascarse los cojones.

Anónimo dijo...

Esta es la foto de novia más bonita que he visto en la vida, y no es coña.
¿No os habéis fijao que todas las novias aparecen estiradas y encorsetadas? Esta se ve feliz.
Es muy bonita.

Inma dijo...

¡Gracias, Anónimo!
¿Novia cadáver? Lú... No es por nada, pero estoy guapííííísima. Además, ¿quién puede presumir de poder meterse a los 30 años en el vestido con el que hizo la comunión? ¿Ein, ein?
Por otra parte, es una de las fotos más bonitas que tengo. ¡Gracias, Antoñito!

lu dijo...

Yo quepo en mi vestido de comunión, qué pasa? Bueno, yo y dos más, porque con 10 años era una bolita. Y sí, estás guapísima, pero...la foto me da mieo omá.

bety boop dijo...

Cuñaaaaaaa
Pero no estas diciendo toda la verdad, admite que te has casao 2 veces y que en tu segunda boda, tu ramo eran bambus y llevabas velo blanco y rosa y florecitas bordadas en el cuerpo del vestido, bueno y lo mas importante..........con marido que te coge en brazos y foto del beso y to y to y to, solo te faltan los petalos y el arrooooo. ¡¡¡que la publique, que la publique!!!!

Oliverio Girondo dijo...

La de la foto es una mujer vampiro.
Las mujeres vampiro son menos peligrosas que las mujeres con un sexo prehensil. Desde hace siglos, se conocen diversos medios para protegernos contra las primeras. Se sabe, por ejemplo, que una fricción de trementina después del baño, logra en la mayoría de los casos inmunizarnos; pues lo único que les gusta a las mujeres vampiro es el sabor marítimo de nuestra sangre, esa reminiscencia que perdura en nosotros, de la época en que fuimos tiburón o cangrejo.
Contra las mujeres de sexo prehensil, en cambio, casi todas las formas defensivas resultan ineficaces. Sin duda, los calzoncillos erizables y algunos otros preventivos, pueden ofrecer sus ventajas; pero la violencia de honda con que nos arrojan su sexo, rara vez nos da tiempo de utilizarlos, ya que antes de advertir su presencia, nos desbarrancan en una montaña rusa de espasmos interminables y no tenemos más remedio que resignarnos a una inmovilidad de meses, si pretendemos recuperar los kilos que hemos perdido en un instante.

Inma dijo...

Es verdad, Cuñá, me he casado dos veces...¡pero con el mismo!

Luis Alberto de Cuenca dijo...

No es una novia cadáver ni un vampiro. Es un fantasma.
Cómeme y, con mi cuerpo en tu boca,
hazte mucho más grande
o infinitamente más pequeña.
Envuélveme en tu pecho.
Bésame.
Pero nunca me digas la verdad.
Nunca me digas: "Estoy muerta,
no abrazas más que un sueño".

lu dijo...

Mucho más peligrosas, sin discusión alguna, resultan las mujeres eléctricas, y esto, por un simple motivo: las mujeres eléctricas operan a distancia.
Insensiblemente, a través del tiempo y del espacio, nos van cargando como un acumulador, hasta que de pronto entramos en un contacto tan íntimo con ellas, que nos hospedan sus mismas ondulaciones y sus mismos parásitos.
Es inútil que nos aislemos como un anacoreta o como un piano. Los pantalones de amianto y los pararrayos testiculares son iguales a cero. Nuestra carne adquiere, poco a poco, propiedades de imán. Las tachuelas, los alfileres, los culos de botellas que perforan nuestra epidermis, nos emparentan con esos fetiches africanos acribillados de hierros enmohecidos. Progresivamente, las descargas que ponen a prueba nuestros nervios de alta tensión, nos galvanizan desde el occipucio hasta las uñas de los pies. En todo instante se nos escapan de los poros centenares de chispas que nos obligan a vivir en pelotas. Hasta que el día menos pensado, la mujer que nos electriza intensifica tanto sus descargas sexuales, que termina por electrocutarnos en un espasmo, lleno de interrupciones y de cortocircuitos.

Es todo un placer que nos visiten estos dos poetas. Muchas gracias, vampira.

Koloke dijo...

Joer, que de pedante está este blog.
Visitad koloke.blogspot.com que allí nos dedicamos a opinar sobre tetas y otras cosas importantes. Y no nos importa si las tetas son como magnolias, como pasas de higo o si están hinshaitas como balones de Nivea.