miércoles, febrero 21, 2007

Estrella

















Esta noche mi hermano tiene una cita con ella. Yo le acompañaré para limpiarle las babas que vaya soltando y, por qué no, babear un poco también.

7 comentarios:

Koloke dijo...

Mu bonito, pero la gran noticia es que mi blog ha vuelto, como los ojos del Guadiana.
Entra en www.koloke.blogspot.com

¡Ahora con más vídeos!

lu dijo...

Como se nota que eres publicista... si destinaras tus esfuerzos a publicitar cosas más interesantes que tu blog...

Anónimo dijo...

Nunca escribo en estos espacios, pero lo aprovecho para decirte que te conectes...que hace 2 dias q no t veo....besos a todos! estoy muy bien....y muyyy bronceada!

Anónimo dijo...

Ah soy Checha....no se porque sale anonimo!

lu dijo...

chechiiiiiiii
chechaaaaaaaa
chochoooooooo
vuelve ya

Nicolai dijo...

Pa mi gusto la tocata tuvo cosas buenas y cosas plastas.
La Estrella me gustó pero me sobró el coñazo que dió con los toros. El repertorio pelín aburrido y la banda no la había más "malaje". Pero vaya, que la Estrella me pareció una gran artista.
Qué opinas tú de la tocata, Lu?

lu dijo...

A mi me pareció brutal el concierto, excepto el momento tango-copla con el pianista, que me cansó un pelín. El Montoyita, pa ponerle un monumento, peazo guitarrista. Sí que se pone mu pesá con los toros y el arte... es un matrimonio bastante empalagoso, pero ella me parece la artista más elegante que he visto jamás: esa figura, esas manos, esa iluminación (cuando se teñía todo el escenario de rojo...joder...), ese gustito a la hora de cantar. Mi hermano y yo estábamos en segunda fila, así que el final del concierto, cuando ya se arrancó el micrófono y cantó a pelo, lo vivimos con el corazón encogío. Ole, ole y ole.
Ayer estuve con mi suegra viendo bailar al Pipa en el Lope de Vega. Nada que ver, claro, corralerismo jerezano, pero a mi también me gusta eso. Otro apartado es el sonido...en el Maestranza es espectacular, y en el Lope... hubo hasta acoples, las voces de los cantaores parecían de ultratumba,..., de poca vergüenza.
Después de esta crónica deberían jubilar a Luis Clemente y ponerme a mí, que no?
Y otra cosa, ¿cuándo quedamos pa saldar la apuesta con mi esposo? ¿Mañana?